«Debíamos esperar lo peor» – Celebran una emotiva boda en la unidad de cuidados intensivos

Shelby Schweikhart estaba planeando la boda de sus sueños desde hace un par de meses. Lamentablemente, todo se vio interrumpido por el terrible cáncer que amenazaba la vida de su padre.

Se casaron el 29 de Diciembre en la UCI de St. Vincent Evansville.

Para ella y su prometido no había nada más importante que compartir este día tan especial con él. Al principio, pensaron que había algo de esperanzas. El cáncer había desaparecido pero luego recibieron una noticia devastadora.

“El cáncer ya había llegado a sus pulmones y no estaba respondiendo a la quimioterapia. Nos dijeron que debíamos prepararnos para lo peor”.

Los médicos explicaron a la familia que el cáncer había regresado con todas sus fuerzas y ya no había nada más que hacer.

Fue entonces cuando Jared supo que tenían que adelantar su boda y hacerla nada menos en la Unidad de Cuidados Intensivos. No sería una boda convencional, pero necesitaban compartir este momento con él.

“Todavía está junto a nosotros y me gustaría que rezaran por él”.

En cuestión de horas se las ingeniaron para arreglarlo todo. Shelby compró un vestido en la tienda más cercana y Jared utilizó el uniforme de los Colts para honrar una broma interna que tenía con su suegro.

“No puedo evitar llorar con el vídeo. Son una pareja maravillosa. Gracias por compartir su historia”.

Shelby llegó con su hermoso vestido y se detuvo para dar un enorme abrazo a su padre antes de que comenzara la ceremonia. Todos los invitados se esforzaron por contener las lágrimas en medio de un momento tan conmovedor y agridulce. Los novios compartieron unos hermosos votos, intercambiaron los anillos y celebraron una boda verdaderamente inolvidable.

“Mi papá pudo estar junto a mí el día de mi boda. Eso significa el mundo entero para mí”.

El primero en aplaudir a los recién casados fue nada menos que el padre de Shelby. A pesar de que tenía muy pocas fuerzas, se ve que disfrutó al máximo de este momento tan especial.

Minutos después de la hermosa ceremonia, el papá de Shelby fue desconectado del soporte vital y trasladado a un hospicio.

Ahora se encuentra pasando sus últimos días y valora al máximo cada segundo que pasa junto a su familia. Esta boda tan íntima y especial nos recuerda qué es lo más importante en estos eventos: celebrar cada etapa de nuestra vida junto a nuestros seres queridos.

No dudes en compartir esta nota para honrar el hermosa gesto de esta pareja. Shelby y su esposo no lo pensaron dos veces. Sólo querían que su padre lograra estar en la boda y valió la pena su esfuerzo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!