Se queda completamente ciego a los 25 años y advierte a su madre que podría pasarle lo mismo

Rory Dewar es un joven de Reino que adoraba jugar rugby. Sin embargo, a los 22 años comenzó a perder la vista y su vida dio un giro inesperado. Los médicos pensaron que debía tratarse de alguna conmoción cerebral causada por un golpe durante los partidos de rugby. Por desgracia, se trataba de un asunto mucho más grave.

Esta enfermedad afecta a una de cada 30 mil personas y lamentablemente no tiene cura.

El abogado fue diagnosticado con Neuropatía óptica hereditaria de Leber, una afección genética que mata las células sanas de la retina. Con el tiempo, el nervio óptico va quedando completamente destruido.

“Tuve que llamar a mi mamá para decirle que me estaba quedando ciego y que el gen había sido transmitido por ella.

Sólo llega a través de la vía materna así que ella podía pasar por lo mismo. Esa es una llamada que nadie quiere hacer”.

La mayoría de los médicos prefieren tratar los síntomas con vitaminas y esteroides pero esto no estaba ayudando a Rory. Su vida comenzó a decaer rápidamente y supo que tenía que buscar ayuda.

Después de mucho investigar, logró dar con un ensayo clínico en los Estados Unidos. Tendría que viajar y someterse a un extraño procedimiento sin garantías, pero estaba dispuesto a todo.

“Tuve días realmente malos. Me costaba aceptar que me iba a quedar ciego. Tenía algo de visión periférica pero no podía ver nada de frente”.

Rory recibió una inyección en cada ojo con el contenido de un virus hecho en laboratorio. La idea, es que estas células se repliquen y produzcan el rejuvenecimiento del nervio óptico.

Además, regresó cada cierto tiempo a Estados Unidos para que el equipo médico lograra constatar cómo avanzaba su visión.

El ensayo clínico fue hecho por la compañía GenSight Biologics.

Ahora, el joven que había sido declarado legalmente ciego ha vuelto a ver. Pensó que había perdido toda esperanza pero ya ha retomado su vieja vida y lo mejor de todo es que puede volver a practicar su deporte favorito.

“Siempre estaré agradecido con mi equipo médico. Los voy a extrañar. Llegamos a ser muy unidos”.

Los maravillosos resultados de Rory han logrado hacer historia. La compañía se encuentra haciendo los trámites necesarios para conseguir que se apruebe el tratamiento y puedan ofrecerlo a todos los pacientes. Esperamos que muchas personas más puedan recibir esta maravillosa oportunidad para recobrar su vista.

No te vayas sin compartir este importante caso. La historia de Rory es un pequeño paso que logrará cambiar la vida de muchos.