«Debería haber sido yo» – Una mujer vestida de blanco interrumpe la celebración de la boda

Toda mujer sueña con una boda maravillosa, desbordada de amor, sin nada que perturbe el mágico y maravilloso momento. Pero ver aparecer a una mujer, reclamando y atacando al novio en plena recepción, confunde a cualquiera. Así le ocurrió a una pareja, y todos quedaron sorprendidos por un instante sin saber que pensar.    

Stacey Oweny y Keri, ambos de Aberdare forman una hermosa pareja que se aman con locura, y decidieron casarse para compartir el resto de sus días juntos. La hermosa boda fue planificada con esmero para que fuera maravillosa e inolvidable, ¡Y vaya si lo fue! 

Stacey y Keri en su boda felices junto al pastel de bodas

Así que el 30 de noviembre del año pasado en el Ty Newydd Country Hotel se dieron cita los invitados,y  los felices novios. Después del primer baile como esposos, de manera inusitada se presentó una mujer vestida de blanco con un ramo de flores en su mano.

«Detengan la boda, debería haber sido yo», dijo a gritos la recién llegada. 

Como a cualquier mujer en su caso, lo primero que le pasó a Stacey por la mente es que se trataba de alguna ex novia de Kerique enloqueció de celos y le estaba reclamando. 

«Solo pensé en lo que estaba sucediendo cuando acabamos de hacer nuestro primer baile. Al principio las luces estaban tenues y no podía ver su rostro, así que pensé que era una ex novia de Keri”, dijo Stacey.

La situación no mejoró cuando la recién llegada comenzó a lastimar al sorprendido novio con el ramo, ¡la cara de Keri era todo un poema! Todo parecía indicar que el espectacular día no terminaría nada bien, pero rápidamente se dieron cuenta de qué se trataba.  

«Pero cuando se encendieron las luces pude ver la cara de Jan y supe quién era ella entonces. Mi novio al principio estaba aterrorizado«, agregó la novia. 

Por fortuna, especialmente para Keri, se trataba de una broma planificada por Jackie Lewis, la dama de honor de Stacey. 

La divertida Jackie solo quiso darles una sorpresa a sus amigos con un toque de humor, y contrató a una conocida a la comediante de Glynneath, de nombre January Rees.  

Cuando Jackie contactó a January para que se encargara de la hilarante osadía, ella no lo dudó, tomó su propio vestido de novia que tenía en el baúl de los recuerdos, y se dispuso a hacer su actuación.

«Deberías haber visto la cara del novio. Solo el DJ y Jackie lo sabían. Al principio, la novia se sorprendió y pensó que yo era una ex novia loca”, comentó la comediante.  

La ocurrencia de Jackie fue bien recibida por todos, una vez que se dieron cuenta de que era un juegoNo sé ustedes, pero por el bien de los inocentes novios no deberías dejar planificar nada a las damas de honor en tu boda, y menos si son tan creativas como Jackie. 

Comparte esta divertida historia con todos tus amigos y familiares, para que se rían un poco con este gracioso y sorpresivo relato.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!