David Bustamante se derrumba desconsolado en el entierro de su «hermano» Àlex Casademunt

La inesperada muerte de Àlex Casademunt, exconcursante de «Operación Triunfo I», el pasado martes, ha dejado un enorme vacío muy difícil de llenar en su familia y compañeros de edición.

El cantante de 39 años perdió la vida en el acto tras chocar frontalmente contra un autobús en Mataró, Barcelona.

Sus padres, hermanos, su novia, sus amigos de toda la vida, pero sobre todo su pequeña Bruna de 2 años, no pueden comprender cómo en un abrir y cerrar de ojos, un alma tan llena de vida, carismática, con su eterna sonrisa que parecía que nadie sería capaz de borrar… ¡Ya no está más!

Aquellos jóvenes que en el lejano 2001, todos veinteañeros, compartieron escenario y casa, en la Academia de Operación Triunfo, han viajado a Barcelona para despedirse de su «hermano» y arropar a la familia.

Definitivamente, Álex Casademunt era uno de los más queridos por todos. Y David Bustamante, ha sido uno de los más golpeados con esta dura partida que todavía no es capaz de procesar.

Ha sido inevitable que se derrumbara en el tanatorio y también en el entierro mientras se aferraba a los familiares del «extriunfito», a los que conoce desde hace 20 años y con los que siempre ha tenido una relación entrañable.

David se fundió en un conmovedor abrazo con Rosa González, la madre de Àlex y sus hermanos, Joan y Cristina, llorando desconsoladamente y completamente destrozado

Ni siquiera fue capaz de dar ninguna declaración a los medios, pero las imágenes captadas por los periodistas hablan por sí solas:

Sin embargo, en sus redes sí descargó todo su dolor en una emotiva publicación que ha logrado conmover a millones:

«No es Justo! No puedo… ¿Por qué? ¡Qué alguien me diga que es mentira! Habíamos quedado, teníamos planes. Tocado y hundido… Te quiero hermano…».

El último encuentro entre David Bustamante y Álex, quedó recogido en el video del tema que cantaron juntos en el reencuentro de OT, «Dos hombres y un destino», que ahora toca las fibras más sensibles de todos:

Junto a él viajaron otros compañeros de edición como Chenoa, Natalia, Manu Tenorio, Javián, Verónica, Nuria Fergó, y por supuesto, David Bisbal.

«Estamos destrozados»

Bisbal ha concedido declaraciones a los medios, no menos conmovedoras y que tocan el corazón por su sencillez:

«La vida es un abrir y cerrar de ojos y estamos expuestos a cualquier peligro en cualquier momento. Por eso apenas he abierto los ojos, me he abrazado a mis hijos, y me he acordado de Bruna», dijo Bisbal.

«Alex jamás ha perdido la sonrisa, y estoy seguro de que ahora…», fueron sus últimas palabras ante el periodista, sin poder continuar porque el dolor era superior a sus fuerzas.

Al final del entierro, todos los compañeros de Àlex Casademunt acompañaron a su hermano Joan, quien habló ante los medios para agradecer a toda España tanto cariño recibido.

Nos unimos a esta dolorosa despedida sin poder comprender por qué personas tan jóvenes tienen que despedirse así. Todos nuestros pensamientos están con la pequeña Bruna, su familia y sus «hermanos» de OT que lloran amargamente su prematura partida. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!