Da un salto a la fama desde que decide reírse de sí misma imitando fotos de celebridades

Subir y bajar de peso es una rutina terrible para algunos. Si no fuese porque los kilitos de más nos acomplejan tal vez las cosas serían distintas, sin embargo, hay quienes prefieren convertir esa situación en un chiste y al menos reírse de sí mismos y por qué no, reírse de los otros.

Como es el caso de Renata Neia, de Colinas do Tocantins en Brasil.

Renata es secretaria y acaba de pasar por su segundo embarazo. Durante los nueve meses de gestación, como es normal, subió de peso.

La mujer, en vez de preocuparse por su nueva situación, decidió darle una vuelta a todo para ver cómo le iba.

Tuvo una idea genial mientras hacía ejercicio. Le pareció que muchas mujeres famosas, incluyendo modelos, actrices y presentadoras, suelen verse tan bellas como ridículas en las fotos que suben a sus redes sociales.

Es por ello que decidió hacer una parodia al respecto.

¡Y todo se le salió de control!, ahora tiene a cientos de seguidores a los que les encanta verla despojarse de cualquier prejuicio con su peso. Hasta ahora ha publicado numerosas fotografías en donde imita las poses de las famosas.

Renata posando en una escalera casera, en una tina, encima de un automóvil; imitando una imagen de la torre Eiffel con una torre de alta tensión, entre otras.

Esta joven secretaria se ha vuelto tan famosa en las redes que incluso la actriz Giovanna Antonelli ha comenzado a seguirla.

Renata está muy contenta porque es fan de Giovanna y ahora la actriz es fan de la secretaria. Increíble. Incluso se han conocido en persona.

“Voy a comenzar a etiquetar a la Angelina Jolie cuando haga mis piruetas en el gimnasio a ver si me invita a su casa”, comentó bromeando una internauta.

Quien se iba a imaginar que haciendo estas imitaciones lograría tener la oportunidad de establecer una amistad con famosos.

Pues sí, ahora Renata es una muestra de lo que pueden llegar a realizar las personas cuando se despojan de sus complejos.

Aceptarse tal como uno es y entender la diversidad de la belleza es un trabajo personal que todos debemos hacer.

Tanto hombres como mujeres debemos aprender a querernos tal y como somos, sin ningún tipo de negación a como nos ha hecho la naturaleza.

Renata supo sacarle provecho a sus inseguridades y transformarlas en otra cosa. He allí su fortaleza. Imponer su carácter de mujer divertida antes que achicopalarse por unos kilitos de más.

Comparte esta increíble historia de superación entre tus familiares y amigos para que no se peleen tanto con la báscula. Lo más importante es la salud y el bienestar, no la apariencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!