Da a luz a sus gemelos a los 68 años después de más de 4 décadas intentando ser madre

Uno de los sueños más preciados de muchas parejas que se aman es la llegada de un hijo, pero a veces va pasando el tiempo y por motivos diversos se dificulta lograrlo. En África, un matrimonio lo vivió en carne propia y a una edad en que nadie lo hubiese imaginado llegó el tan soñado día.

Margarett Adenuga, de 68 años; y Noah Adenuga, de 77 son una pareja que vive en Nigeria. Desde que se conocieron supieron que querían compartir el resto de su vida juntos.

Decidieron casarse en 1974 y hacer realidad su deseo de formar una hermosa familia. Sin embargo, por más que lo intentaban, Margarett no lograba quedar embarazada.

De eso hace cuarenta y seis años, pero los esposos jamás desistieron a pesar de la avanzada edad que tenían ambos. Con mucho optimismo se sometieron a tres procesos de fertilización in vitro que resultaron fallidos.

Ya los expertos en fertilidad les habían prevenido el peligro que implicaba un embarazo para Margarett; la preeclampsia, diabetes gestacional, niños con bajo peso, o nacimientos de bebés prematuros eran solo algunos.

Y un día recibieron la maravillosa noticia de que, al fin, la fecundación asistida había dado resultados.

Después de treinta y siete largas semanas, la madre ingresó al quirófano del Hospital de Enseñanzas de la Universidad de Lagos para ser sometida a una cesárea.

El parto estuvo a cargo del doctor Adeyemi Okunowo, acompañado de un equipo de especialistas de distintas ramas médicas para cuidar todas las etapas del procedimiento.

Se trataba de un embarazo de alto riesgo que exigía mucha atención y cuidados, no solo por la edad de la madre, sino también porque el alumbramiento se estaba dando en plena pandemia del COVID-19.

“Ella tuvo suerte, pero aún quedan varias complicaciones por sobrepasar después de dar a luz a un bebé. Es un milagro”, informó el doctor Okunowo.

Dos hermosos y sanos bebés; una niña y un niño, llegaron a alegrar la vida de los ilusionados padres. El orgulloso y feliz progenitor estuvo presente en el alumbramiento de sus pequeños retoños, siempre supo que lo lograrían.

“Soy un soñador, y estaba convencido de que este sueño particular nuestro se haría realidad”, dijo Noah.

Margarett se ha convertido en la mujer en hacerse madre con mayor edad en Nigeria.

“Este fue el primer embarazo de una mujer con edad tan avanzada que hemos tratado”, afirmaron los directivos del Hospital.

A nivel mundial existen precedentes de mujeres de la tercera edad que son madres, como una fémina de 73 años que trajo al mundo a unas gemelas en India el año pasado.

Sin duda es un éxito para los esposos Adenuga, sus gemelos nacieron con buenas condiciones de salud, y se han convertido en un motivo para agradecer a la vida por semejante regalo.

Enséñale al mundo que vale la pena luchar por lo que deseamos en la vida, compartiendo esta hermosa historia con todos tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!