Da a luz a sus gemelas milagrosamente mientras permanece en estado de coma

Esperar un bebé es un momento mágico y especial para todas las madres. Sin embargo, a raíz de la pandemia muchas mujeres que se encuentran felizmente embarazadas se enfrentan a la terrible enfermedad que amenaza su salud y la de su querido bebé.

Tal como le pasó a esta mujer

Esto fue lo que vivió una madre de origen irlandés que, lamentablemente, tuvo la suerte de ser diagnosticada con coronavirus solo nueve semanas después de quedar embarazada. Por eso, tuvo que ser inducida en coma dos semanas antes del parto.

El nombre de esta madre amorosa es Danielle Martin, quien temía lo peor para sus bebés, dos lindas gemelas, debido a que los médicos habían advertido a la familia que era muy poco probable que las niñas lograran vencer al coronavirus.

El drama de esta pareja comenzó el 30 de marzo pasado, cuando Danielle informó a su esposo que sentía que se asfixiaba. De inmediato fue trasladada de emergencia a un hospital en Belfast, dando positivo a coronavirus y deteriorándose grandemente.

Para ayudarle a respirar, a Danielle le colocaron un ventilador, pero fue cuando sus niveles de oxígeno bajaron que la pusieron en un coma inducido.

«Llamé al hospital para decir que necesitaba ponerme en contacto con mi pareja y un consultor se acercó al teléfono para decirme que la habían puesto en coma. Me quedé sin palabras, no sabía qué decir, era una locura», señaló Bryan Green, esposo de Danielle.

Pese a todo pronóstico, las gemelas se aferraron a la vida y nacieron llenas de salud mientras que su madre permanecía en coma.

Son hermosas

«Definitivamente es un milagro para nosotros. Son nuestras princesas», dijo Bryan Green.

La investigación sobre el coronavirus en mujeres embarazadas sigue en curso. Según lo que ya se sabe, las personas embarazadas pueden tener un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave de COVID-19, además de implicar mayor riesgo de resultados adversos del embarazo, como el parto prematuro.

Finalmente, esta madre logró recuperarse, el amor por sus hijas la motivaba a aferrarse a la vida y lo logró. Se reencontró con su esposo en el hospital y conoció a sus pequeñas.

Además, la obesidad durante el embarazo y la diabetes gestacional también hacen que una mujer embarazada sea susceptible de contraer coronavirus y necesitar hospitalización. Pero, afortunadamente para Danielle su historia tuvo un final feliz.

«No podía creerlo y todavía no puedo hasta el día de hoy, aunque las estoy mirando frente a mí ahora mismo durmiendo, ¡es increíble!”, comentó el feliz padre.

Las bebés se llaman Ava y Amelia; ahora ya están en casa, donde se unieron a sus hermanos Jaiden, Parker y Joshua. ¡Enhorabuena por este par de angelitos y su familia!

No cabe duda de que la maternidad es un proceso fascinante e increíble. Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y no dejes de celebrar el milagro de la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!