Curan a un paciente de coronavirus de 100 años transfiriéndole el plasma de un paciente recuperado

Las personas de avanzada edad son las más vulnerables al coronavirus, debido a que tienen un sistema inmunológico menos fuerte, y dicha vulnerabilidad se ve aumentada drásticamente cuando se padece de alguna enfermedad crónica y degenerativa.

Pero, un ancianito de 100 años que contrajo el coronavirus justo en la víspera de su centenario, el pasado 24 de febrero, ha recuperado su salud gracias a una novedosa técnica médica que consiste en la transfusión de sangre de personas que lograron vencer al mortal virus.

El centenario chino, conocido por su apellido Wang, tiene otras afecciones de salud subyacentes, como presión arterial alta e insuficiencia cardíaca, padecimientos que lo ponían en un mayor peligro de contraer el coronavirus.

Pero, pese a todo, el señor Wang se encontraba entre los más de 80 pacientes que fueron dados de alta el sábado pasado, del Hospital de Maternidad y Salud Infantil Hubei en Wuhan, la zona cero donde surgió el virus.

Wang recibió dos sesiones de terapia con sangre donada por pacientes recuperados, cuya técnica también es denominada “plasma”.

“Teniendo en cuenta que el paciente era mayor y tenía un sistema inmunitario relativamente débil, decidimos utilizar el plasma sanguíneo de un paciente con coronavirus recuperado como tratamiento principal”, dijo el doctor Cai Chen.

Los científicos creen que el tratamiento es altamente eficaz porque insertan proteínas que combaten enfermedades de pacientes recuperados, en personas que aún luchan contra la enfermedad. Los cuerpos de los pacientes enfermos pueden usar estas proteínas, llamadas anticuerpos, como si fueran propias, en lugar de tener que fabricarlas desde cero.

Los hospitales chinos han dicho que ya están usando la terapia, pero solo en sus pacientes: no hay medicamentos producidos en masa ni suministros.

“El hecho de haber usado el suero sanguíneo antivirus de pacientes recuperados, para curar al hombre de 100 años aumentará la confianza de otros pacientes”, dijo el doctor Zeng Li

Gracias a la técnica de plasma la condición del Sr. Wang mejoró gradualmente, después de recibir un tratamiento de dos semanas de un equipo designado de expertos médicos.

Los expertos en salud en China han advertido a los ancianos y a las personas con afecciones de salud subyacentes que corren un alto riesgo de contraer el coronavirus, por lo que deben extremar precauciones de higiene y mantenerse dentro de la seguridad de sus hogares para evitar contagiarse.

Hasta el momento, se han registrado más de 263.000 casos de COVID-19 y, lamentablemente, han perdido la vida 11 mil personas en 171 países.

Pero, China ha registrado recientemente una cifra menor de contagios, por lo que confiamos en que los demás países puedan emprender las mismas acciones para detener la pandemia.

Esta noticia representa una esperanza para el mundo, los expertos están trabajando para encontrar alternativas que salven vidas y le ganen el coronavirus. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!