«Cuando vi a mi bebé no supe qué pensar» – No podía creer que su hija tuviera esa condición

Siempre hemos escuchado decir que cada persona es única, sin embargo, frecuentemente buscamos algunas características semejantes sobre todo entre los familiares.

Para nadie es un secreto que los padres esperan con ansias el nacimiento de su bebé y descubrir su parecido, sin embargo, puede suceder que algunos progenitores se sorprendan con los misterios de la naturaleza.

Esto fue lo que le sucedió a Edith y Raúl García, una pareja de origen mexicano y americano y padres de Mariah, una hermosa niña, que fueron sorprendidos con la noticia de que esperaban otro bebé en el 2013.

Lo que nunca imaginaron estos padres era que el nacimiento de Tatiana, la pequeña y nueva integrante de la familia dejaría a todos con la boca abierta pero realmente encantados.

“Tras ver que mi bebé recién nacida tenía piel de porcelana y cabello completamente rubio no sabía qué pensar», dijo Edith.

Para Raúl y para su esposa fue realmente inesperado tener una hija albina, para ellos era desconocido que portaban el gen del albinismo, una condición originada por un gen que causa la falta de pigmentación en los ojos, cabello y piel.

«Después de que nació Tatiana, mi madre le preguntó a mi abuelo si conocía a algún familiar con esta condición y él confirmó que sí, pero que habían pasado al menos cinco generaciones», dijo Edith.

Tras el nacimiento de Tatiana, Raúl descubrió que la historia de su familia fue algo similar.

Edith dice que inicialmente no estaban seguros de la condición de su hija, por lo que cuestionaron e investigaron mucho.

El gen de albinismo es recesivo, eso quiere decir que las personas pueden portarlo sin saberlo y sin verse afectados.

La familia se ha dedicado a tratar de criar a sus hijas lo más normal posible.

Sin embargo, están muy conscientes de que tienen muchas cosas que aprender cada día sobre esta condición.

El albinismo requiere ciertos ajustes en las actividades cotidianas tal como la intensidad de la luz que reciben porque sus ojos y su piel son muy sensibles.

Edith describe a su hija como una niña muy fuerte y luchadora que no dejará que su discapacidad visual se interponga en su camino.

Estos padres agradecen el apoyo que les han brindado los usuarios de las redes sociales que son albinos o que tienen algún familiar o amigo con esta condición.

Sin embargo, la pareja decidió publicar la historia de su hija tras lamentar comentarios desgarradores de algunas personas que critican a los albinos.

Afortunadamente, los comentarios de solidaridad y apoyo son más que aquellos que señalan negativamente esta condición.

Ayudemos a esta familia a crear conciencia sobre este tema compartiendo la historia de esta pequeña princesa.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!