Cuando terminó de amamantar a su bebé de 5 meses se quedó horrorizada al ver su rostro

Convertirse en madre no significa que una mujer deba descuidar su apariencia, por el contrario, es en esta etapa de la vida cuando se luce más bella que nunca y con un brillo especial en los ojos a causa de la gran dicha que trae un bebé.

Esto lo sabe bien una joven madre de 20 años de edad, llamada Keziah Jozefiak, quien decidió ponerse más guapa de lo normal para celebrar el 14 de febrero junto a su pareja, sin esperar que su bronceado falso terminaría en el rostro de su hijo de solo 5 meses de nacido.

Como muchos padres sin duda sabrán, a los pequeños no les importa en absoluto lo románticos que puedan ser los planes para el Día de San Valentín, y los planes de preparación para la cita de Keziah fueron interrumpidos por su bebé hambriento, llamado Raf.

El bebé se alimenta exclusivamente de leche materna, por lo que la joven mamá solo pensaba en saciar su apetito y no se preocupó por retirar su bronceado falso para alimentarlo.

Es necesario esperar un período de tiempo considerable para que el bronceador pueda secarse y, de tal forma, no termine extendiéndose por todas partes. Desafortunadamente para Keziah, su bronceado no había tenido oportunidad de secarse cuando comenzó a alimentar a Raf.

Una vez que el adorable Raf quedó satisfecho, Keziah no pudo evitar reírse al ver su carita. Un círculo de bronceado falso cubría por completo su boquita, la parte inferior de la nariz y la barbilla, pareciéndose sorprendentemente al rostro de Homero Simpson.

Desde ese entonces, las hilarantes imágenes del sonriente Raf no han dejado de inundar las redes sociales, siendo compartidas en más de 100 mil ocasiones.

“Cuando miré a Raf, me eché a reír. No podía creer que el bronceado hubiera dejado su boca luciendo como Homero Simpson”, comentó la madre.

Keziah asegura que es la primera vez que alimenta al pequeño con su bronceado puesto, pero afortunadamente no resultó dañino para su salud. Lo sucedido no fue más allá de un rato de diversión.

“Es la primera y definitivamente la última vez que lo alimento con mi bronceado puesto. En realidad no se me había ocurrido que pudiera transferirse a él. Tomé una foto y se la envié a mis amigas y todas se rieron también”, dijo la mujer.

La madre acostumbra broncearse aproximadamente una vez por semana, aplicándolo siempre por la noche para que nunca termine sobre el pequeño Raf. Y vaya que aprendió la lección después de pasar más de una hora retirando el producto del rostro del bebé.

Me tomó una hora quitarle el bronceado de la cara correctamente, pero para él fue muy divertido. Usé aceite para bebé y toallitas húmedas, terminó brillante y limpio”, señaló la madre.

No hay nada más tierno que un dulce bebé. Siempre llenan el mundo de alegría con sus singulares ocurrencias y nunca dejan de sorprendernos.

Coméntanos cuál ha sido el momento más divertido que has pasado con tus bebés. Quizás hayas vivido una anécdota parecida, comparte la de esta madre que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!