Cuando le dieron el último adiós a su hija de 9 años pensaron que había fallecido por el asma

En el año 2013, la familia de Ella Kissi-Debrah quedó destrozada tras su partida. Era una niña de tan sólo 9 años de edad que había sufrido de asma toda su vida. Durante sus últimos meses, los problemas respiratorios se fueron volviendo cada vez más agudos hasta que perdió la vida.

Los médicos encargados de su caso establecieron que la causa de muerte fue insuficiencia respiratoria aguda. Sin embargo, su madre sintió que todavía faltaba mucho que aclarar en este lamentable caso.

Rosamund Kissi-Debrah luchó para que el cuerpo de su hija fuese revisado por otro médico forense. Sin embargo, este proceso resultó realmente difícil y tuvo que acudir a las autoridades para obtener resultados a través de un juicio.

Han pasado 7 años desde la partida de la pequeña Ella pero finalmente su familia ha conseguido las respuestas que tanto habían esperado. Un experto forense realizó otra revisión y declaró algo nunca antes visto: la niña perdió la vida debido a los altos niveles de contaminación en su ciudad.

“Ella perdió la vida por asma, esto fue provocado por el exceso de contaminación en el aire”, dijo el forense Philip Barlow.

Al parecer, el dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión en algunas zonas de Londres alcanzan niveles mucho más elevados que los recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

“Pasó toda su vida viviendo alrededor de carreteras muy contaminadas”, dijo el forense.

Varios expertos en el área han estudiado con detenimiento el caso de Ella y han llegado a la conclusión de que la zona en la que vivió toda su vida es una de las más contaminadas.

“Los niveles de contaminación en Lewisham son más elevados de lo que recomiendan los parámetros de Unión Europea y el Reino Unido”, dijo Barlow.

Nunca antes en Reino Unido, un forense había declarado algo así. La dedicación y la lucha de su madre por revelar la verdad tras su trágica partida pueden convertirse en un punto de partida para exigir cambios que velen por el bien del medio ambiente y la salud de miles de personas.

La madre de Ella lamenta que a lo largo de muchos años nadie le advirtió sobre las posibles consecuencias que tendría vivir en una zona como Lewisham. El alcalde de Londres, Sadiq Khan; ha emitido un comunicado para asegurar que tomarán esto con mucha seriedad y esperan tomar medidas cuánto antes.

Lamentamos la partida de esta dulce niña. Las nuevas revelaciones sobre su caso necesitan ser conocidas en el mundo entero para crear conciencia. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!