Construyen una cama móvil para que su perrita mayor pueda seguir paseando

Construir una cama móvil fue la mejor idea que los dueños de una perrita anciana pudieron tener para que ella pudiera seguir disfrutando de esos lugares que la hacían tan feliz.

El tiempo pasa y con ello hay que enfrentar ciertos cambios que terminan transformando muchas de las actividades que hacíamos con normalidad, los perritos no son la excepción, ellos sufren los cambios de la edad, su energía ya no es la misma así que los dueños de mascotas son quienes deben adaptarse a su nuevo ritmo y estilo de vida.

Pareja construye una cama móvil para su perrita anciana.

cama

Esta es la historia de Cocoa, una otoñal Chesapeake Bay Retriever de 16 años. De joven tenía músculos fuertes y explotaba de energía, le encanta correr por todos lados y disfrutar de largas caminatas con sus padres.

Cuando entró a sus años dorados, su energía se fue apagando, sus pasos cada vez eran más lentos pero seguía disfrutando salir a contemplar las maravillas que le ofrecía su natal Virginia Beach, en Estados Unidos.

Amaba el aire libre y sentir la brisa del mar.

En vista de ello, sus padres humanos, Tom Antonio y Laura Slepin, decidieron hacer algo para mantener la tradición familiar y seguir disfrutando del atardecer aunque la dulce Cocoa ya no estuviera de pie y sintiera la brisa del mar mientras corría.

La pareja le construyó una cama móvil especial que facilitó su traslado a uno de sus lugares favoritos.

“Mi esposa y yo pensamos en la manera de llevarla a dar un paseo con una enredadera mecánica y ese tipo de cosas. Teníamos una cuerda y una cama y así construimos el vehículo”, dijo Antonio.

A pesar de su condición, la dulce Cocoa no dejó de sonreír gracias a sus padres que hicieron todo lo posible por hacerla feliz volvió a visitar uno de sus lugares favoritos y desde su cama contempló una increíble puesta de sol.

La historia de la perrita se hizo viral luego que una joven viera el amor y la dedicación con que la pareja trataba a la hermosa peludita.

Carrie Copenhaver compartió una fotografía a través de su cuenta de Facebook y no pasó mucho tiempo para que internautas de todo el mundo se derritieran de amor.

“Ella tiene 16 años y no es tan buena con sus piernas, así que su dueño la pasea en esta cama que hizo para que pueda disfrutar del océano.

Tuve que parar y expresar mi admiración por su extraordinaria atención, compasión, bondad y amor”, escribió Carrie.

Cocoa amaba estar al aire libre, aunque ya no podía desplazarse por sí sola, esta cama móvil la ayudó a sentarse frente al mar y contemplar lo que se convirtió en su última puesta de sol.

Desafortunadamente, Cocoa falleció unas semanas después de que la fotografía se hiciera viral en las redes. La familia estaba muy agradecida con todas las muestras de amor que recibió en sus últimos días.

“Ella se fue a dormir en paz. Pasamos 16 dulces años juntos y los últimos 6 meses sin su habilidad para estar de pie nos acercó aún más.

Cocoa ya no podía saludar a la gente o a los perros por su cuenta, pero le encantó cuando las personas se acercaron a ella.

Cocoa nos trajo tanta alegría y ojalá hayamos hecho lo mismo por ella.

La extrañaremos y atesoraremos nuestros recuerdos con ella. Siempre estará en nuestros corazones”, dijo Laura.

El amor incondicional de esta pareja por su perrita nos recuerda que siempre hay maneras de hacer feliz a quienes tanto amamos, ellos hasta el último momento la hicieron sentir especial y amada.

Su historia deja una huella imborrable en los corazones de todos los amantes de los perritos. Ahora es un dulce angelito que ha ganado sus alas y ha conquista el cielo canino tan libre y feliz como lo fue en vida.