Construye una casa apilando 11 contenedores y quienes la ven por dentro se quedan sin palabras

Muchas son las ideas disponibles a la hora de diseñar una casa. Hay quienes buscan estructuras un poco más complejas sobre las cuales construyen mansiones llenas de lujos.

Pero también hay quienes se inclinan hacia la arquitectura simple y practica tal como lo hizo el diseñador Will Breaux para construir la casa de sus sueños.

Will optó usar contenedores de grandes envíos para hacer su casa de tres pisos, y realmente lo logró.

Actualmente Will es el propietario de una hermosa casa construida únicamente con contenedores ubicada en la calle McGowen, en Houston.

Will reveló quería construir su propia casa desde principios del 2.000, sin embargo, estuvo buscando durante mucho tiempo la persona indicada que fuera capaz de diseñarle el tipo de casa que quería.

Después de tanto buscar y no encontrar a nadie Will decidió hacerla el mismo.

Finalmente, diseñó y construyó una casa con once contenedores logrando una estructura considerada la más extensa de su tipo.

Los once contenedores fueron apilados de tal manera que el proyecto final resultó una casa de tres pisos con una hermosa terraza en la azotea.

“Comencé a estudiar proyectos en obra que me gustaban. Logré contratar a un diseñador asociado a varios constructores de viviendas para elaborar una casa de tres pisos que se construiría en el lote», dijo Will.

Pero tras dar vueltas y vueltas durante meses tuve que despedir a ese grupo porque no estaban dispuestos a darme lo que quería”, dijo Will.

Finalmente, Will decidió viajar para diseñar su propia casa a inicio del 2011.

Explicó que usó contenedores para construir su propia casa porque se trataba de una idea muy simple.

«Los contenedores usados para los envíos son fuertes, resistentes al fuego y a huracanes”, agregó Will.

Aunque no estaba claro de cómo iba a construir la casa de sus sueños, sí estaba decidido a hacer lo que fuera necesario para convertirla en realidad.

Empezó creando un boceto 3D de la casa, y después de dedicar largas horas aprendiendo todo sobre la construcción de una casa con contenedores de envío, terminó siendo el dueño de una particular e impresionante casa de 232 metros cuadrados.

Finalmente, los detalles y los muebles le dieron a esta genial casa el toque especial que la hacen ver tal como Will la había imaginado.

Las imágenes nos muestran a una casa que no tiene nada que envidiar a una vivienda con una estructura tradicional, es realmente cómoda y hermosa. ¡Compártela!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!