Conoce a Metro, el caballo artista que pinta para salvar su propia vida

El final de los caballos de carrera suele ser terriblemente triste. Un día les llueven laureles y son aplaudidos por sus destrezas en el campo de carreras, al siguiente no son nada más que unos desconocidos, despreciados por aquellos que una vez ganaron una fortuna a cuesta de ellos y su sufrimiento.

Pero la historia de Metro no podría ser más distinta, cuando este antiguo caballo de carrera sufrió una lesión en la rodilla que lo obligó a retirarse, fue adoptado por un artista que encontró una manera muy peculiar de salvarle la vida a Metro: con la pintura.

Se dice que puedes llevar a un caballo al agua, pero no hacerlo beber. Así que cuando Ron Krajewski le presentó a Metro por primera vez el pincel, no había ninguna garantía de que el caballo quisiera pintar.

Después de todo, Metro había estado luchando con serios problemas de salud desde que fue adoptado por Ron y su esposa en el 2009. Como Metro Meteoro había ganado 8 carreras y un premio de 234,000 libras esterlinas en el prestigioso Belmont Park. Sin embargo, este pobre caballo fue retirado a su establo después de que una lesión en el hueso de su rodilla causara daño permanente.

Metro a la izquierda junto a su compañero Pork Chop.

Ron se encontraba en la búsqueda de un caballo que su esposa Wendy pudiera montar cuando dio con Metro, pero al poco tiempo de adoptarlo se dieron cuenta de que el caballo tenía lesiones mucho más grave de lo que le habían mencionado.

Metro pasó meses en rehabilitación y tomando medicamentos. Por un breve período de tiempo, encontró alivio en zapatos especiales para caballos, aunque en el 2012 las radiografías revelaron que las articulaciones de su rodilla se estaban cerrando.

VER TAMBIÉN:  Oksana fue víctima de Chernobyl, sus padres la abandonaron y así cambió su destino

El veterinario le dijo a la pareja que en dos años las articulaciones terminarían por cerrarse por completo, entonces tendrían que sacrificar a su caballo.

“Yo no quería ponerlo a pastar y olvidarme de él. Pensaba sobre cómo hacer para pasar tiempo juntos”, comenta Ron, quien había notado que al caballo le gustaba recoger cosas con su boca y agitar la cabeza para llamar la atención. Fue entonces cuando se preguntó si podría convencer a Metro para que sostuviera un pincel o una brocha.

“Le enseñé con golosinas para caballos a tocar el lienzo con la nariz , luego a sostener la brocha”.

“Él pudo simplemente tocar el lienzo con la brocha y luego dejarla caer y ese habría sido el final de todo el asunto. Pero, afortunadamente, comenzó a dar pinceladas hacia arriba y hacia abajo, parecía que lo estaba disfrutando“, explica Ron.

En poco tiempo, Metro ya estaba creando obras de arte, que, para Ron, eran los suficientemente buenas como para ponerlas a la venta en una galería local. Las primeras 4 pinturas fueron vendidas durante la misma semana que fueron exhibidas.

El estilo desenfrenado de Metro ha sido comparado con el de Jackson Pollock, un pintor conocido por su técnica de salpicaduras y goteo.

“Las pinceladas de Metro no podrían ser igualadas por las de un humano porque él no piensa en lo que hará antes de hacerlo. Sus golpes en el lienzo son gruesos, aleatorios, a veces incluso rotos, lo que permite que resalten los colores. Todo vibra en el lienzo”, explica Ron.

Actualmente, más de 150 personas están en lista de espera para poder comprar las obras de Metro.

VER TAMBIÉN:  Sufrió un terrible accidente mientras hacía una presentación de “Pole Dance” con fuego

Y lo mejor de todo es que, con la venta de las pinturas, este prodigioso caballo se puede financiar su propio tratamiento, el cual consiste en aplicarle un medicamento llamado Tildren directamente en la rodilla.

“A los pocos meses, las radiografías mostraron que el crecimiento del hueso había retrocedido, lo que le suma años de vida”, explica Ron.

Ron, por su parte, ejerce dos importantes funciones importantes en el proceso de creación de Metro: es director de arte y también asistente. Se encarga de elegir los colores y de mojar la brocha antes de que Metro la tome con su boca.

“Puedo colocar el caballete en el campo y él dejará de comer pasto para pararse frente a este”.

Youtube / BBC

Ron y Wendy donan la mitad de las ganancias de Metro a una organización benéfica llamada New Vocations, la cual se encarga de entrenar y buscarle un hogar a los caballos de carrera retirados. Hasta el momento, han logrado aportar 62.000 libras esterlinas, dinero que le salvará la vida a, por lo menos, 50 o 60 caballos.

¡Bravo por Metro que encontró una nueva vocación que le salvó la vida a él y a muchos más caballos! No dejes de compartir su historia, es encantadora.

¿Te gustó?

VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!