Confunden a su madre con su hermana gemela y responde a los señalamientos que recibe

Es cierto que las madres heredan su belleza a sus hijas. No obstante, pocas veces ocurre que el parecido entre madre e hija sea tan grande que, en lugar de ese vínculo familiar, su apariencia termine confundiendo a todo el mundo a causa de su insólita semejanza.

Cuando Amina, una madre de origen nigeriano que habita en Londres, compartió una fotografía en las redes sociales junto a su hija, no esperó que ese simple hecho desataría un gran debate y confusión entre los internautas.

La razón de ello fue que, lejos de parecer mayor que la joven, Amina y su hija parecen ser gemelas: sus rizados cabellos, la forma de su rostro, su respingada nariz y el brillar de sus ojos son exactamente idénticos.

¿Cómo pueden lucir tan increíblemente iguales?

Esta madre, conocida mejor en las redes sociales como @thisisamina, dejó en suspenso a los internautas que exigían una explicación en torno al caso. Pero el tema no era nada fácil de explicar para la mujer.

No pudo eludir durante mucho tiempo la explicación, decidió ser valiente y hablar públicamente sobre su maternidad.

Me embaracé a los 17 años y di a luz a esta niña”, confesó Amina.

Para los internautas no fue suficiente esa información y exigieron más detalles. Fue entonces que esta guapa mujer explicó que, cuando era joven, amaba salir con sus amigos y uno de sus primos; siendo en casa de este donde conoció al que se convertiría en el padre de su única hija, llamada Natania.

Ese fue su primer amor. Poco tiempo después, Amina resultó embarazada y, pese a todo el miedo que sintió, decidió traer al mundo a la pequeña, sabiendo que no tenía culpa de nada. Para su pareja, el embarazo fue una noticia sumamente feliz, dado que siempre deseó ser un padre joven, pero para la madre de Amina no fue fácil de asimilar.

La madre de Amina la echó de su casa por haber quedado embarazada

La cultura nigeriana de la que procede Amina es altamente conservadora y su madre esperaba que se casara después de terminar la universidad, y solo entonces comenzara a tener hijos. El impacto fue muy grande y la joven tuvo que marcharse de casa.

Pasó la mayoría de su embarazo en casa de su novio, hasta que su madre recapacitó y decidió apoyarla en su nueva faceta, tan solo dos meses antes de que la dulce Natania llegara a este mundo.

El proceso de parto de Amina tampoco fue sencillo, pero pudo traer al mundo a quien se ha convertido en su motivación más grande:

“Hemos pasado por muchas cosas juntas como madre e hija. Natania, gracias por todo lo que me has enseñado sobre ser madre y sobre mí; sigo aprendiendo mucho de ti.

Me siento muy bendecida de ser tu madre y estoy muy agradecida con Dios por tu vida. Amo a la jovencita en la que estás convirtiendo y estoy muy orgullosa de ti”, escribió esta amorosa madre.

Pese a las dificultades a las que se ha enfrentado siendo una mamá tan joven. Ahora, Amina es una exitosa mujer empresaria que, sin duda, da el mejor ejemplo para su hija que ya tiene 17 años.

Dejemos a un lado los tabúes sociales, hay muchas madres jóvenes como Amina que luchan por salir adelante y merecen toda nuestra admiración. Comparte su inspiradora historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!