Tiene 25 personalidades distintas que se apoderan de ella y su novio no reconoce

Bo Hooper es una joven de 23 años que ha sido diagnosticada con un desorden mental conocido como trastorno de identidad disociativo. Los especialistas aseguran que esto tiene lugar cuando un paciente cuenta con al menos dos personalidades.

Sin embargo, el caso de Bo es mucho más drástico de lo que sus familiares y amigos podían imaginar: La joven cuenta con nada menos que 25 personalidades diferentes y cada una ellas se manifiesta sin previo aviso.

Sus amigos comenzaron a darse cuenta de lo sucedido cuando Bo parecía “irse” de su cuerpo y se comportaba de una manera muy diferente. Actuaba como una mujer de mediana edad profundamente frustrada llamada Texas.

Poco a poco, comenzaron a notar la gravedad del asunto y han ido conociendo muchas de las otras identidades de Bo.

“Mis amigos se molestaban conmigo y yo no sabía por qué. Después una amiga confrontó a Texas y ella confesó que no debía estar en mi cuerpo”, explicó Bo.

El novio de Bo, Casey, está al tanto de su situación y cada vez que su novia parece “irse”, no hace más que cuidarla y armarse de paciencia hasta su regreso.

“Casey le dice a mis otras personalidades que quiere ver a Bo, pero le suelen responder que tiene que esperar”, explicó Boo.

Una de las personalidades de Bo se llama Toast. Es un chico 13 años de edad y adora jugar videojuegos. La joven asegura que Toast tiene una relación de “hermano” con su novio. Otra de sus personalidades es una joven llamada Tracey que adora ir a fiestas.

“Tracey es muy diferente a mí. Yo soy muy tímida pero ella es confiada y segura. Los chicos le invitan tragos. Una vez besó a un hombre a cambio de un cigarrillo y yo ni siquiera fumo”, dijo Bo.

La vida para alguien con la condición de Bo no resulta nada sencilla. Ahora que tiene 23 años de edad, ha intentado conseguir un empleo pero esto le ha resultado imposible.

Desde hace un tiempo, la joven ha intentado conocer al máximo los diferentes detalles de sus personalidades, pero no puede controlar la llegada de cada una de ellas.

“Las personalidades pueden tener diferentes edades y género. Puede que exista una personalidad ‘principal’ que se sienta más propia”, explicó Rosie Weatherley, portavoz de una fundación especializada en este trastorno.

Bo y su familia han decidido dar a conocer su historia para ayudar a crear conciencia sobre todo lo que significa sufrir un trastorno como este. Esperamos que la joven reciba toda la ayuda que necesita y pueda seguir adelante.

¿Sabías que alguien podía llegar a tener tantas personalidades? No te vayas sin compartir este caso para ayudar a crear conciencia sobre el trastorno de identidad disociativo.