Con 69 años de casados se toman de las manos por última vez para despedirse

Son muchas las historias de amor que se han dado a conocer durante esta pandemia, y John y Marjorie Wilson, de 92 y 88 años, son los protagonistas de una emotiva despedida que nos demuestra la grandeza del amor.

Esta adorable pareja vivió 69 años casada, pero tras una dura batalla contra el cáncer lograron tomarse de las manos mientras compartían el último adiós en el hospital.

El hijo de la pareja, Kurt de 62 años, dijo que su padre fue diagnosticado con cáncer terminal justo cuando su madre era atendida en el Hospital Queens en Burton-upon-Trent, Staffs.

“Fue al hospital en febrero y descubrieron que tenía cáncer de páncreas. Le dijeron que era terminal en su cumpleaños el 28 de marzo. Casi al mismo tiempo, mi madre fue llevada al hospital con neumonía”, dijo Kurt.

La enfermera Emma rápidamente arregló las camas de la pareja para juntarlas. Ella sabía que esa podría ser la última oportunidad de volver a verse.

John miró a los ojos de su esposa amorosamente y la tomó de las manos durante 10 minutos mientras estaban en dos camas en el hospital.

Tristemente, Emm no se equivocó y esa resultó ser su última foto juntos. John falleció en su casa en Ashbourne, Derbyshire, el 15 de junio, mientras Marjorie fue dada de alta y trasladada a una residencia de ancianos.

Kurt decidió publicar la fotografía para rendir homenaje al amor eterno que existía entre sus padres, quienes nacieron en Glasgow, del Black Country, se conocieron y vivieron en Dudley, donde se casaron en 1951.

 “Estuvieron casados ​​durante 69 años y estaban muy enamorados”, dijo Kurt.

Kurt dijo que era la fotografía más hermosa de sus padres.

“No he podido verla desde el Día de la Madre por el confinamiento y mientras estaba en el hospital contrajo coronavirus”, dijo Kurt.

Kurt pudo hablar con su padre cuando llegó a casa para pasar sus últimos días y le dijo cuánto significaba para él haber compartido con su madre para despedirse.

“La enfermera actuó admirablemente, sabía que podría ser la última vez que se veían y no pude visitarla. Fue maravilloso lo que hizo”, agregó Kurt.

Después de vencer al virus y la neumonía a los 88 años, Marjorie ahora está de regreso en una residencia de ancianos en Rosliston, pero debido a su demencia no le han dicho que su marido ha muerto. Kurt espera hasta que pueda verla personalmente para contarle.

El hijo de los Wilson envió una carta de agradecimiento al hospital por capturar ese momento invaluable y asegurarse de que su padre pudiera «morir como quisiera, pacíficamente y en mis brazos».

«Muchas gracias a todos por el cariño y la atención que les dieron a mis padres. Me gustaría agradecer especialmente a Emma, ​​quien tuvo la previsión de tomar una foto de mamá y papá juntos por última vez», dijo Kurt.

La enfermera Emma dijo que no podía imaginar cómo es estar casado con alguien por más de 60 años y saber que nunca lo volverías a ver.

“La razón por la que te conviertes en enfermera es para cuidar a las personas y tener momentos como este», dijo Emma.

Emma dijo que se sentía complacida de que su hijo tendrá no solo esta foto, sino también el conocimiento de que su padre vio a su madre para despedirse de ella.

«Me gusta tratar a todos los pacientes como si fueran mi familia», dijo Emma.

Sin lugar a duda, esta enfermera derramó gotas de dulzura sobre el amargo momento de un adiós para siempre. Comparte esta conmovedora historia de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!