Compartió las fotos de las graves lesiones de su hijo para salvar a otros del mismo accidente

Lucy Smillie de 23 años, vive Uckfielf en East Sussex, y ha compartido las impactantes fotos de las graves quemaduras que sufrió su hijo en un accidente para advertir de los peligros que puede haber en casa.

Su hijo se llama Eric Ward, estaba a tan solo unos días de cumplir 2 años cuando le ocurrió una tragedia en su propio hogar. Después de este accidente tuvo que someterse a una cirugía de emergencia para proteger la piel de su cara, torso y espalda de severas quemaduras.

Cuando ocurrió este accidente Lucy se encontraba en una lección de conducción, había dejado a un familiar cercano al cuidado de Eric, pero a mitad de la lección fue avisada de la tragedia: “Fue absolutamente desgarrador”.

Este incidente se produjo cuando el miembro de la familia que estaba al cuidado de Eric estaba preparando una botella de leche para el pequeño.

Se acercó a una estantería para tomar una de las botellas limpias cuando Eric se acercó a un recipiente que contenía agua hirviendo y la vertió sobre sí mismo. Todo esto ocurrió en tan solo unos segundos.

Este incidente se produjo el pasado 8 de marzo, desde entonces Eric ha tenido que ser tratado minuciosamente para cuidar de su piel. Es cubierto con una crema cuatro veces al día y necesita llevar un chaleco de presión para tratar de aplanar la cicatriz.

Ahora Lucy ha compartido las fotos de dichas quemaduras para crear conciencia de qué se debe hacer ante una situación como esa.

“Recibí una llamada telefónica de Adam diciendo que había ocurrido un accidente y necesitaba volver a casa. No tenía idea de lo grave que sería”.

VER TAMBIÉN:  El gesto de un auxiliar de vuelo con una pasajera está conmoviendo al mundo

“Mi instructor de conducción me llevó de vuelta a casa, al acercarnos vi una ambulancia fuera de nuestra casa y un helicóptero sobrevolando encima de ella. Todo lucía tan aterrador”.

“Era capaz de escuchar a Eric llorar desde afuera de la ambulancia. Era un grito más fuerte de lo normal”

“Estaba totalmente rojo, como si hubiera estado llorando, (casi cualquier cosa hace que se ponga rojo) pero es que no se veía nada bien, pero eso no fue nada en comparación cuando lo vi salir de cirugía horas después”.

Eric fue atendido en el hospital Tunbridge Wells en Pembury, y más tarde tuvo que ser trasladado al hospital de Chelsea y Westminster para recibir un tratamiento especializado.

La cirugía de emergencia duró dos horas, pero a los padres les pareció una eternidad. Más tarde quedarían aún más devastados al ver el aspecto de Eric, estaba cubierto con vendas, “parecía una momia”

“Volvió y estaba envuelto, parecía una pequeña momia. Me morí, simplemente fue aterrador. Nunca se está preparado para pasar por algo así. Fue lo peor del mundo

“Creo que su rostro era el menos afectado pero, hubo un momento en el que llegué a pensar que nunca iba a recuperar su aspecto normal. No sabíamos hasta qué punto le afectarían las cicatrices”.

“Nos quedamos en el hospital aproximadamente una semana, los médicos nos decían que la cirugía había tenido resultados positivos y dijeron que habían hecho todo lo posible para ayudarlo. Sin embargo, cuando nos mandaron a casa fue cuando empezó a ponerse la situación aún más complicada“.

“Tuvimos que turnarnos para cuidar de él las 24 horas, debíamos cambiar todos los vendajes tres veces al día y esto lo hacía gritar de agonía”

VER TAMBIÉN:  Su papá era la única esperanza que tenía de seguir viviendo, y murió en el terremoto de México

“Poníamos crema en su rostro pero al tirar de las costras su rostro se ensangrentaba, fue absolutamente desgarrador”.

“Lo más difícil fue no llorar frente a él. Teníamos que ser fuertes, no sé cómo lo hicimos, fue una lucha para ambos”.

“Evitamos que saliera por más de dos meses debido al riesgo de contraer alguna infección, él es muy aventurero así que fue un poco difícil.”

Si a ustedes les llega a suceder esto y el niño está vestido, no le quiten las prendas porque eso solo lo empeorará“.

Pongan al pequeño directamente en agua tibia, nunca agua fría, porque eso puede llevar al cuerpo a un shock. Luego llamen a la ambulancia“.

“Fue justo lo que mi familiar, hizo, lo llevó al agua tibio, de no haber hecho eso, mi hijo estaría aún peor. Ha sido complicado para mi familiar, trataba de evitar que se lastimara con otra cosa cuando sucedió este accidente, la verdad es que puede sucederle a cualquiera

“Solo espero ayudar a alguien a salvar una vida compartiendo estas imágenes”

Daily Mail

Los accidentes en el hogar pueden sucederle a todos y cualquier día, lo mejor es estar informado para saber cómo actuar ante un incidente y evitar que se compliquen las cosas.

Comparte esta nota, puede ser útil para muchas personas.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!