El inesperado contraste de cómo una MAMÁ y un NIÑO viven un mismo día

Hemos escuchado mucho que la percepción de lo que nos sucede en la vida varía según el color del cristal con que se mire. El trabajo de las madres es increíble y maravilloso, es cierto que demanda tiempo, atención, esfuerzo y un extra que parece que no acaba nunca, pero no deja de ser menos cierto que esas mujeres ejemplares saben cómo hacer mágicos los días de sus hijos.

La bloguer Esther Anderson de Story of This Life ha creado este conmovedor video como un sentido homenaje a todas las madres del mundo que luchan día a día por sus hijos.

Cuando una madre se deja llevar por ese amor e instinto que alberga en lo más profundo del corazón, la magia aparece para los más pequeños.

Actividades como cambiar pañales, preparar el biberón, tener el agua lista para el baño relajante o cuidar el paso de los más pequeños por las escaleras puede convertirse en algo agotador.

Salir con el coche es bueno para activar el ingenio y calmar el llanto del bebé. Las acostumbradas peleas entre hermanitos son interminables y llegar al supermercado preparada para hacer el recorrido de compra por los pasillos puede convertirse en una tarea eterna si los niños no tienen ganas de estar ahí.

Cuando hay un cambio de percepción y la madre mira desde la perspectiva del hijo, de pronto ese agotador día se convierte en las mejores horas llenas de magia.

Ese cristal empático logra que la madre se haga dueña de un sentimiento de satisfacción al irse a la cama para un sueño interrumpido pero reparador que dará inicio a las próximas 24 horas mágicas.

VER TAMBIÉN:  Un soldado se cruza con una ardilla moribunda y lo que hace por ella conmueve al mundo

Boredpanda

Es un mensaje encantador que cambia por completo los momentos de caos por una inmensa sonrisa en el rostro que borra el cansancio y estrés para dar paso a esa ternura y alegría de tener tan grande bendición… ¡Un hijo!

Comparte con tus amigos y familiares, sean hombres o mujeres. Al final todos somos hijos de alguien que tocó y aún toca nuestros días con la varita mágica del amor de madre.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!