Descubre que su madre biológica la abandonó porque sobrevivió a la interrupción de su embarazo

La adopción es un tema que cada día se aborda con mayor naturalidad entre las familias. De hecho, los especialistas aconsejan hablar sobre esto con el niño a una edad oportuna; de este modo el pequeño asimila de forma armoniosa su propia historia.

Así decidieron hacerlo los padres adoptivos de Claire Culwell, una mujer de Austin, Texas, quien siempre supo que era adoptada pero jamás sospecho la verdad sobre su nacimiento.

Bárbara y Warren Culwell son los padres adoptivos de Claire, quien ahora tiene 47 años. La pareja siempre pensó que habían adoptado a una niña prematura de una madre adolescente.

Cuando Claire fue adoptada a los 2 meses, tenía serios problemas de salud. La niña había nacido pesando poco más de 1 kilo. Además, su cadera estaba dislocada por ambos lados y sus pies estaban torcidos hacia atrás. A pesar de las dificultades, Claire superó sus condiciones médicas y sus padres se encargaron de llenar su infancia de amor y de comentarios positivos sobre su madre biológica.

Claire creció rodeada de amor y bajo esas circunstancias, la imagen de su madre biológica no le creaba ningún tipo de repudio; al contrario, la chica quería conocerla. Por este motivo decidió buscar a su madre cuando tenía 20 años de edad y sus padres adoptivos la apoyaron y buscaron información con la agencia en la que habían adoptado a la pequeña.


En marzo del 2009, Claire conoció a su madre biológica en un emotivo encuentro acordado en la casa de una amistad de la familia. En la reunión Claire y sus padres biológicos mostraron a Tonya Glassby, la madre biológica, fotos de la joven de cuando estaba pequeña. Además, la chica había preparado una carta para su madre que detonó la dolorosa verdad.

“’Gracias por elegir la vida para mí, es el mejor regalo que he recibido’”, decía la epístola.

Tonya Glassby quedó embarazada a los 13 años de edad. Al enterarse, la adolescente decidió interrumpir el proceso de gestación y se practicó una cirugía. Tras el procedimiento, Tonya intentó recuperarse y continuar con su vida. Sin embargo, poco tiempo después descubrió que aún seguía embarazada y que estaba en el sexto mes de gestación.

Tonya estuvo embarazada de gemelos, situación que las personas que practicaron la cirugía de interrupción obviaron por completo. Al enterarse que un segundo bebé venía en camino, la adolescente viajó a otro estado para interrumpir por completo con el embarazo pero los médicos le dijeron que ya no era posible.

Durante el emotivo encuentro, Tonya confesó haber continuado con su embarazo y haber dado a luz a la pequeña Claire cuando tenía 7 meses. Sin saberlo, Claire había sobrevivido a un atentado contra su vida, situación de la cual no pudo escapar su gemelo. A pesar de la dura verdad revelada, esto no cambió el perdón que la joven ya había concedido a su madre biológica.

“En ese momento me sentía como si estuviera en una película”, confesó Claire.

Daily Mail

Conocer todo sobre su nacimiento y sobre su madre biológica tuvo un fuerte impacto en la vida de esta mujer. Claire Culwell encontró un nuevo propósito en su vida y ahora es madre de tres niños, de los cuales dos son adoptados: Elijah, de 10 años, Lita, de 9 años, y su hija biológica, Sadie-June, de 6 años. Al igual que ocurrió con ella, Claire reveló a sus hijas que eran adoptadas y está en disposición de ayudarlas a conocer a sus madres biológicas.

Muchas personas tiene historias de sobrevivencia pero Claire Culwell venció milagrosamente a la muerte antes de nacer. Su capacidad de perdón y entereza son un ejemplo de nobleza que vale la pena transmitir, compártelo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!