Cinco pequeños entre 8 meses y 7 años pierden la vida en el incendio de una guardería

En la madrugada del domingo los vecinos de la localidad de Erie, en Pensilvania (Estados Unidos), vivieron angustiosos momentos que terminaron en una lamentable tragedia.

Las escenas tuvieron lugar en una residencia que funcionaba como guardería las 24 horas del día.

Las llamas empezaron a apoderarse de la vivienda de 3 pisos y el Departamento de Bomberos fue alertado de la situación alrededor de la 1.15 de la madrugada, según reportó Guy Santone, jefe del Departamento de Bomberos.

A pesar de que los efectivos se presentaron de inmediato en el lugar y sumaron todos sus esfuerzos para mitigar el incendio, se declaró que 5 pequeños comprendidos entre los 8 meses y los 7 años, perdieron irremediablemente la vida y 4 de ellos eran hermanos.

Tras ser rescatados en estado crítico, fallecieron en el hospital. Sus padres estaban trabajando en un turno nocturno y por eso habían dejado a sus pequeños en la guardería Harris Family, como solían hacerlo desde hace un año.

Entre las víctimas también se encuentra la propietaria de la guardería, Elaine Harris, que permanece en Cuidados Intensivos y otros dos menores, de 17 y 12 años, quienes alertaron a los vecinos tras lograr escapar de las llamas a través de una ventana del segundo piso.

El fuego fue tan intenso que derritió el revestimiento de vinilo, así como partes del revestimiento de vinilo de las casas vecinas.

La policía, por su parte, investiga las causas de este lamentable accidente, aunque todo parece indicar que el fuego empezó debido a un fallo eléctrico en el primer piso de la guardería, que además sólo contaba con un detector de humo en el segundo piso.

Las identidades de los menores fallecidos no fueron reveladas, sin embargo, Valerie Lockett-Slupski dijo que cuatro de sus nietos (2 niños y 2 niñas) perecieron en el incendio.

“Así que estamos todos perdidos, tratando de descubrir cómo sucedió esto”, dijo Lockett-Slupski mientras lamentaba la muerte de sus pequeños frente a los restos de la guardería.

No está claro si el quinto niño que perdió la vida estaba en inscrito en la guardería o era un miembro de la familia que vivía en el hogar.

Un informe de inspección del centro salió a la luz, en el que se reveló que en el mes de enero se habían hallado colillas de cigarros que están prohibidas en los espacios de cuidado de niños y juegos, así como en las áreas de preparación de alimentos, según reportaron los medios locales.

En ese momento, Harris había prometido que limpiaría la zona y que la mantendría libre de amenazas para los pequeños.

El mismo informe había revelado que los enchufes eléctricos no tenían la protección necesaria para niños menores a 5 años.

Sobrecogedores momentos se vivieron en las afueras de la guardería mientras los vecinos y familiares lloraban la partida de los pequeños

Enviemos un mensaje de solidaridad a los padres de estos bebés inocentes que tuvieron que pagar con su vida una lamentable tragedia que se pudo haber evitado. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!