“Quiero pasar año nuevo con él”: El chofer que salvó la vida a un pasajero que sufrió un infarto

El pasado 22 de diciembre, para Iván Cabral, chofer de la línea 161 en Buenos Aires, Argentina, parecía ser un día de recorrido habitual.

Pero de pronto todo dio un giro inesperado; a la altura de avenida San Martín escuchó que una mujer gritaba desesperada:

“Se descompuso mi papá, ayúdenme, por favor”, fueron los gritos de la hija del hombre pidiendo auxilio.

Cabral reaccionó de inmediato haciendo bajar a todos los pasajeros y llamando a la ambulancia. Vio que el hombre no respiraba, no tenía pulso. ¡Era cuestión de vida o muerte!

El chofer no sabía en realidad si la ambulancia vendría enseguida, lo que sí sabía era que la vida del hombre estaba en sus manos.

Jorge González era el hombre de 72 años que yacía en el suelo.

Entonces, Cabral aprovechó los conocimientos de primeros auxilios que le habían dado en su empresa, pero que nunca los había practicado con nadie, y armándose de valentía se dispuso aplicarle una RCP al hombre inconsciente.

Gracias a los masajes que le dio, después de largos 5 minutos de trabajo, Iván se convirtió en el héroe que le salvó la vida al pasajero.

Iván Cabral es padre de una niña y trabaja desde hace 7 años en la línea 161.

“Lo pensé dos veces y a la tercera me decidí: le hice RCP y respiración boca a boca. No sé cómo logré salvarle la vida”, dijo el chofer sin poder creer lo que había hecho.

Su hija estaba desesperada, yo le pedí que se tranquilizara porque así no podíamos estar. Se me cruzó por la cabeza hacerle RCP pero no me animaba. Cuando vi que iba a ser demasiado tarde le comprimí el pecho. Lo hice durante 5 minutos y nada. También me acerqué a darle respiración boca a boca dos veces. A la tercera pegó un grito, le volvió el color a la cara, no lo podía creer“, relató Iván a los medios.

Cuando llegaron los médicos, ya estaba estabilizado el hombre. Pero Iván, a pesar de haber sido el héroe del día, no le contó a nadie su hazaña. Fue otra de las hijas del pasajero, María González, quien se sintió en la obligación de reconocer su labor y publicó el hecho en su cuenta de Facebook.

Rápidamente se hizo viral consiguiendo más de 150.000 me gusta y casi las mismas veces ha sido compartido.

“VOS!!! LO SALVASTE… GRACIAS CAMPEÓN… NO QUERÍAS FOTOS NI DAR TUS DATOS… SOLO QUERÍAS SEGUIR TRABAJANDO PORQUE YA TERMINABAS… SUBISTE A LA GENTE Y SEGUISTE TU VIAJE COMO SI NADA. IVAN PORQUE CREO QUE ASÍ TE LLAMAS… SEGÚN FACE!!! ME TRAJISTE A MI PAPA DE NUEVO… HOY SOLO QUEREMOS RECOMPENSARTE… MI PAPA TE LLAMA ANGEL…
AYER Y HOY LLAMAMOS A LA EMPRESA PARA SABER DE VOS!! AUNQUE NO QUERÍAS NI LAS GRACIAS. TE MERECES EL MUNDO…TE MANDAMOS MENSAJE PERO NO LOS VISTE… MAÑANA ESTAREMOS LLAMANDO A LA EMPRESA… MAÑANA VOY A LEVANTAR UNA COPA EN TU NOMBRE… NOS DISTE LAS GANAS DE SEGUIR CREYENDO EN LA GENTE. PERDÓN POR SUBIR TU FOTO.. TE BUSCAMOS POR TODOS LADOS…”, concluyó María.

Facebook

Nunca cuento cuando me pasan cosas así porque sé que a muchos compañeros les suceden situaciones similares y se sigue como si nada. Pero hoy me empezaron a llamar todos, a mandarme mensajes, es increíble“, contó Iván.

“Quiero brindar con Jorge en año nuevo. Quiero pasar la noche con él. Tenemos que estar felices de lo que pasó”, concluyó el humilde chofer y héroe.

Es una gran lección para el mundo el hecho de que estos héroes todavía existan y nos hagan recuperar la fe en la humanidad. Más heróica todavía su actitud de no querer reconocimientos. ¡Compártelo con todos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!