No sabía que estaba embarazada hasta que utilizó la cámara de su iPhone y vio la cabeza del bebé

Charlotte Dubard es una estudiante que también trabaja como camarera para poder financiar sus estudios. Tiene una relación estable con su novio, Miguel. Nunca habían tenido tiempo para llegar a imaginarse como padres, pero antes de que pudieran asimilarlo Charlotte comenzó a dar a luz sin siquiera saber que estaba embarazada.

Charlotte tiene 24 años.

En lo que se supone que debía ser un día completamente normal, Charlotte comenzó a tener intensos dolores en su abdomen y pensó que se trataría de un simple síntoma de su menstruación. Después de todo, en los últimos 9 meses, Charlotte había seguido teniendo sus sangrados mensuales y había estado tomando pastillas anticonceptivas, así que jamás sospechó que estaba embarazada.

Charlotte y Miguel llevan tres años de relación.

De un momento para otro, los dolores se fueron volviendo cada vez más fuertes y Charlotte comprendió que realmente eran contracciones. Comenzó a sospechar lo peor y con la ayuda de su iPhone utilizó la cámara para ver lo que estaba sucediendo bajo su vientre y vio que la cabeza de su bebé ya comenzaba a salir.

Charlotte vive en la ciudad de Londres en el Reino Unido.

No había tiempo para lograr procesar todo lo que estaba sucediendo, así que Charlotte siguió sus instintos y se dirigió a su bañera para comenzar a pujar con todas sus fuerzas.

La joven enfrentó todo el parto sin ayuda de ningún medicamento y completamente sola ya que no tenía tiempo para detenerse a llamar a alguien. El bebé estaba determinado a nacer en ese mismo momento.

“Estaba muy traumatizada por todo lo que sucedió en el parto. No fue hasta llevarlo al hospital que me di cuenta de que era mi bebé”.

Después de dar a luz utilizó unas tijeras que había en el baño para cortar su cordón umbilical y fue entonces cuando tuvo un par de segundos para llamar al padre del bebé. Cuando llegó, como tampoco tenía idea de lo sucedido, quedó en completo shock.

“Oh, por Dios. ¿Te encontraste un bebé en la calle?”.

Ambos tuvieron dificultades para asimilar de inmediato que se habían convertido en padres. Lo llamaron Elias y lo llevaron al hospital para asegurarse de que se encontrara saludable después de nacer en condiciones tan inesperadas.

Charlotte había fumado, ingerido alcohol y tomado pastillas anticonceptivas durante todo este tiempo ya que no tenía idea de lo que estaba sucediendo. Para sorpresa de todos el bebé se encontraba fuerte y saludable.

Es un bebé milagro. Sobrevivió muchas cosas durante 9 meses. Todo podía haber salido mal”.

Unilad

Charlotte es una joven sumamente fuerte al lograr dar a luz cuando menos se lo esperaba. Ahora está determinada a darle al pequeño Elias todo los cuidados y el amor que necesite.

Muchas personas en las redes se encuentran comentando que este tipo de casos suceden cada vez más a menudo. ¿Qué opinas de una sorpresa tan grande? Comparte esta nota y cuéntanos tu opinión.