Celebran sus 50 años de casados con los mismos trajes de su boda y desaparecen de la fiesta

La Boda de Oro es el nombre que se utiliza para denominar la celebración del quincuagésimo aniversario de matrimonio. ¡Medio siglo juntos! Se dice fácil, pero no todos pueden llegar a esta fecha, por lo que cuando se da, se celebra a lo grande y con toda la familia y amigos.

El símbolo de este 50 aniversario de bodas es uno de los metales más valiosos y preciosos: el oro. Extraerlo de los minerales, trabajarlo y obtener el producto final es muy laborioso.

De la misma manera, llegar hasta los 50 años de casados, también es un proceso que no es tan sencillo, sobre todo en la época en la que vivimos.

Carole-Ann y Jim Stanfield se casaron en 1966

Carole-Ann y Jim Stanfield, una hermosa y envidiable pareja estadounidense ha vivido junta durante medio siglo demostrándose amor, respeto, confianza y fidelidad mutuas, superado dificultades, retos y muchos momentos de alegría.

Como señal de amor, en esta historia que ha inspirado y ha sido ejemplo entre sus amistades y todos los miembros de su familia, la pareja decidió en su 50 aniversario como compañeros de vida, usar los mismos trajes que cuando se casaron en el año de 1966.

Lo mejor del caso es que pareciera que fue ayer cuando decidieron unir sus vidas, ya que las prendas que conservaron guardadas con tanto cariño y durante tanto tiempo, aún les quedan “como un guante”, a la perfección. Como si el tiempo se hubiera detenido y aún fueran los jóvenes amantes deseando emprender la aventura de vivir juntos.

“Se ven adorables. Definitivamente, el amor todo lo puede”, comentó un asistente, conmovido al ver a la extraordinaria pareja.

La idea surgió a pocos días de celebrar sus 50 años de casados, cuando Harley, una de sus nietas, quiso ver las fotografías del enlace de sus abuelos.

Su curiosidad creció aún más al encontrar el blanco vestido de novia de Carole-Ann y el elegante traje de él con el que se presentaron en el altar.

Después de pedirles varias veces que se probaran sus atuendos, los enamorados aceptaron y lo demás es historia. Después de 50 años juntos y dos hijos, se mantuvieron en la misma condición física.

“Estoy tan feliz y orgullosa de verlos aún tan enamorados como el primer día. Ojalá todos tuviéramos la oportunidad de encontrar un amor igual”, comentó Harley, la nieta de Carole-Ann.

Finalmente, la fiesta fue celebrada por todo lo alto y la feliz pareja, aunque no se cambió el atuendo de hace 50 años, sí cambió el destino de su segunda luna de miel ya que, en un descuido de los invitados, el par de eternos tortolitos se escapó esta vez a Turquía y no a Malta, lugar que visitaron en 1966.

Como detalle especial añadieron dos pequeños corazones en sus alianzas como recordatorio de que se puede seguir amando medio siglo después.

A diferencia de la primera boda, no hay reglas fijas para celebrar el quincuagésimo aniversario de matrimonio. Lo único que importa es hacer que ese día sea especial de alguna forma y que permanezca en la memoria de toda la familia, así como esta sensacional y cada vez menos frecuente dupla, supieron hacerlo.

Comparte esta hermosa historia de amor más allá del tiempo con tus seres queridos y si conoces a alguien con 50 años de casados, ¡enhorabuena! Eso merece una gran celebración.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!