Celebra con un emotivo vídeo que su hijo con Síndrome de Down sí pudo ganarle al cáncer

Cuando Kenny Thomas y su esposa recibieron la noticia de que tendrían un hijo con Síndrome de Down no sabían cómo reaccionar. Los niños con Down suelen sufrir de afecciones gastrointestinales, obesidad y problemas cardíacos.

A todo esto se sumaba que creían que podría tener una serie de tumores cerebrales.

Al principio del embarazo les aseguraron que había un 75% de probabilidades de que el bebé naciera con Síndrome de Down y otros problemas de salud.

Sin embargo, los amorosos padres estaban dispuestos a hacer todo lo necesario para que el pequeño tuviera una oportunidad de vivir.

Les habían recomendado terminar el embarazo pero siguieron adelante. Cuando nació el pequeño Kristian, los exámenes de sangre revelaron que algo no andaba del todo bien.

“Cuando nos dieron la noticia fue horrible. Sonaba como una sentencia en la que acababan con su vida”.

Sufría de un desorden sanguíneo que aumentaba considerablemente sus posibilidades de llegar a sufrir de leucemia. Un par de meses después fue diagnosticado con leucemia megacarioblástica aguda.

El pequeño luchador comenzó de inmediato el tratamiento. La familia entera se dedicó a apoyarlo durante la quimioterapia y Kenny descubrió que se encontraba en medio de uno de los momentos más difíciles de su vida.

Kenny trabaja como bailarín y coreógrafo profesional.

Todos se estaban muy preocupados y tristes, así que Kenny decidió hacer algo para levantar los ánimos. Se valió de su gran pasión por la música para apoyar al pequeño Kristian.

No quería ser el padre que se quejaba por la salud de su hijo todos los días en el hospital. Preferí demostrar que podemos seguir siendo positivos en medio de los momentos más difíciles”.

Cada vez que el bebé recibía una sesión de quimioterapia, su padre estaba junto a él bailando lleno de alegría y asegurándole que todo estaría bien. Gracias a su enorme energía, lo que suelen ser inagotables días en los hospitales se convirtió en un momento que logró unir a todos los miembros de su familia.

Kenny tiene otros tres hijos mayores que Kristian.

Ahora, tras meses de luchar con todas sus fuerzas este pequeño ha sido declarado completamente libre de cáncer y qué mejor manera de celebrarlo que bailando junto a su padre. En un adorable vídeo se puede ver a Kristian disfrutando al máximo al ritmo de una canción de Lil Mama.

La familia vive en la ciudad de Merchantville en Nueva Jersey.

No hay duda de que este hermoso vídeo es verdaderamente inspirador y nos recuerda la importancia la mantener la mejor actitud posible, incluso durante las peores circunstancias. Celebramos que el pequeño Kristian se encuentra fuera de peligro y ya podrá ir a casa junto a su familia.

Comparte esta hermosa historia para dar a conocer el valioso y pegajoso mensaje de Kristian y Kenny.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!