Hace un túnel para vigilar a su ex mujer pero se olvida que el karma siempre vuelve

Griselda Santillán, una mujer de 58 años de edad y César Arnoldo Gómez, de 50, una pareja originaria del estado de Sonora, en México, mantuvieron una relación durante 14 años, de la cual no queda nada.

Tras muchos años de conflictos, celos, peleas y malos tratos, la mujer logró divorciarse de su marido. Pero estaba lejos de imaginarse el plan que tramaba el hombre para vigilarla y estar al tanto de cada paso que diera.

Arnoldo decidió cavar un túnel para espiarla, pero su plan acabó terriblemente mal

El hombre tampoco podía imaginar que quedaría atrapado durante 24 horas, al punto de casi perder la vida en el túnel que él mismo cavó para controlar a su ex mujer.

Varios días atrás, Griselda había comenzado a escuchar ruidos extraños debajo de su casa. No les dio mayor importancia, hasta que los alaridos y lamentos se hacían más y más fuertes. Fue entonces cuando llamó a una vecina para que la ayudara a ver de qué se trataba.

La mujer quedó paralizada al encontrar tierra suelta, palas, objetos corto punzantes y una botella de agua vacía.

Cuando se acercó, reconoció una voz del fondo: era la de su ex marido.

La mujer pidió ayuda al Servicio de Emergencias y llamó a la policía. Si bien había que salvar la vida del hombre, no podía olvidar que el sujeto tenía una orden de alejamiento debido a todos los años de malos tratos a los que fue sometida.

Después de una hora de arduos esfuerzos, Arnoldo pudo ser rescatado por los bomberos y paramédicos, que dijeron que tenía un cuadro de deshidratación severa y probable intoxicación.

El rescate tuvo lugar en el domicilio de Griselda, en el barrio Oriente de Puerto Peñasco, en el estado de Sonora.

Arnoldo pudo perder la vida asfixiado, pero gracias a su ex mujer fue rescatado a tiempo

Al parecer, Arnoldo habría sospechado de una nueva relación de su ex mujer, por lo que quiso confirmar por su cuenta si los rumores eran ciertos, pero llegó demasiado lejos.

“Eres lo más grande que existe en mi vida. Nunca dejaré de amarte”, había escrito el hombre  recientemente en Facebook.

Pero lejos de ser un mensaje de amor, más bien era una advertencia de lo que pensaba hacer.

Griselda declaró a las autoridades que decidió separarse de él debido a sus celos extremos y por los episodios de malos tratos.

Pero ahora, al no cumplir la orden de restricción que tenía, un Juez Oral decretó que vaya tras las rejas provisionalmente mientras se resuelven las investigaciones.

El rescate de Arnaldo ha causado un gran revuelo en las redes

Finalmente, el hombre fue librado con vida pero jamás se imaginó que por sus celos desmedidos acabaría así. La privación de su libertad tras las rejas durante 3 meses será el precio que le tocará pagar.

IB

Déjanos saber qué opinas del castigo que recibirá este hombre por haber llegado tan lejos en sus celos desmedidos. ¿Acaso es el karma? ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!