El niño de 3 años que se perdió en el bosque asegura que estuvo todo el tiempo con un gran oso

Casey Hathaway, un niño de tres años, desapareció del jardín de su abuela mientras jugaba con otras dos niñas de su edad. A pesar de que las dos pequeñas sí regresaron a sus casas, Casey comenzó a caminar por el bosque y su familia no supo más nada sobre él durante tres angustiosos días.

Casey vive en el poblado de Ernul en Carolina del Norte, Estados Unidos.

Afortunadamente la policía recibió información sobre una zona del bosque en la que se podía escuchar el llanto de un asustado niño. La principal preocupación de los rescatistas era que el pequeño lograra sobrevivir en medio de temperaturas que en la noche descendían por debajo de los cero grados, pero en cuanto vieron que Casey estaba completamente consciente, respiraron aliviados.

“Es una gran noche, amigos. Nunca nos rendimos. Fuimos persistentes. Casey está feliz y sus padres también”

Lo primero que hizo el pequeño fue pedirle a los rescatistas que lo llevaran con su mamá. Minutos más tarde, cuando lograba volver a ver a su familia después de horas de vagar por el bosque una hermosa sonrisa se dibujó en su rostro. Pero ahora todo el mundo se estaba preguntando cómo un niño de tan corta edad logró sobrevivir durante casi tres días vagando completamente sólo en el bosque.

Casey estaba atrapado entre las raíces de un árbol cuando lo encontraron.

Después de llevarlo al hospital y asegurarse de que Casey recibiera toda la atención médica necesaria sus padres le preguntaron qué había hecho durante todas esas horas en el bosque.

Nos dijo que durante dos días estuvo con un oso. Dios le envió un amigo para cuidarlo”.

El policía Chip Hugues, quien rescató a Casey, dijo que el niño le había dicho lo mismo en el instante en que lo encontraron. Muchas personas creen que puede tratarse de la imaginación de Casey en duros momentos de angustia, pero muchos otras han comentado que se trata de un hermoso milagro gracias al cual logró mantenerse con vida.

Los osos negros son animales pacíficos que solo atacan bajo provocación.

El bosque en el que se perdió el pequeño Casey es conocido por ser también una zona en la que habitan varios osos negros, así que las autoridades tampoco descartan del todo que lo que el pequeño haya dicho sea cierto.

Después de una revisión los médicos aseguran que Casey no sufrirá secuelas por lo sucedido.

Daily Mail

Es un alivio que Casey no haya sufrido ninguna herida grave mientras se encontraba solo en el bosque. Esperamos que pronto se recupere por completo y pueda volver a casa junto a su familia.

Comparte la historia del pequeño que sobrevivió gracias a un oso amistoso.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!