Denuncia que un conductor de autobús se negó a llevar a su hija de 4 años en silla de ruedas

Carolina Sarmiento, de 28 años, se dispuso a tomar un autobús en Luján de Cuyo, una localidad de Mendoza, Argentina, para trasladarse al Hospital Lencinas en Godoy Cruz, donde su hija Lena, de 4 años, estaba citada para una sesión de rehabilitación.

Cuando llegó el momento de subir al autobús con su hija vivió una amarga experiencia, el conductor se negó a llevarlas porque ocupaban mucho espacio en la unidad de transporte.

La indignada madre denunció el hecho en las redes sociales y su publicación ha generado muchas reacciones. La pequeña Lena de 4 años nació con espina bífida y fue diagnosticada con Mielomeningocele con malformación de Arnold Chiari, una enfermedad causada por las deformidades de su cerebro y su médula espinal.

La menor cada martes se traslada al hospital con su madre y su hermana Valentina de 9 años, pero ese día perdió la sesión.

El conductor se negó a dejarlas subir porque la silla de ruedas de la niña le molestaba y abarcaban mucho espacio, les recomendó utilizar un autobús que tuviese rampa.

Los pasajeros se mostraron indignados ante la crueldad del chófer y la insistieron para que les permitiera subir, pero la madre denunció que no paraba de quejarse y decir que la silla de ruedas molestaba a los pasajeros.

Después de diez minutos en los que mantuvieron una discusión, la madre le dijo al conductor que se bajaría del autobús, así que él se detuvo en una esquina donde ni siquiera había otra parada y les abrió las puertas para que se marcharan.

“Jamás me sentí tan mal. Discriminaron a mi hija gratuitamente. Esto no se va a quedar así, señor conductor, hasta que

“Jamás me sentí tan mal. Discriminaron a mi hija gratuitamente”, escribió Carolina en a través de Facebook. “Esto no se va a quedar así, señor chófer, hasta que no tenga la sanción que le corresponda yo no voy a parar”, remató.

Lena hoy no llegó a rehabilitación. Nos subimos a las 14:10 en la Plaza de Godoy Cruz al micro 464 para ir al hospital…

Publiée par Caro Sarmiento sur Mardi 12 février 2019

La publicación de la madre se hizo viral, y la motivó a denunciar el hecho en el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) y en la Defensoría del Discapacitado.

Causó tanto revuelo la denuncia que la empresa de transporte Autotransporte Presidente Alvear donde labora el chófer se pronunció para disculparse y aseguró que tomará medidas en su contra.

Carolina relató que el conductor las trató inadecuadamente, “Empezó a pedirme que cerrara la rueda, que la gente no podía pasar, que me tendría que haber bajado y esperar otro autobús que tuviese rampa. La gente esquivaba la silla de ruedas y pasaba sin problemas e incluso le decían al conductor que se callara. Pero no paraba, yo estaba callada y empecé a llorar, y una señora me decía que me calmara”.

“No entiendo la discriminación, y no fue hacia mí, fue hacia mi hija de cuatro años y su silla de ruedas”, agregó la indignada madre.

Juan Carlos González, el encargado de la Defensoría de Personas con Discapacidad, confirmó que atendió la denuncia de la madre. “Ya estamos trabajando en algunos oficios. Además, vamos a hacer la denuncia, vamos a solicitar las cámaras de la unidad, y las de la calle para ver lo ocurrido”.

Los Andes / TN

Diversas instituciones se han pronunciado al respecto, el presidente de la Fundación Autam, Raúl Mercau resaltó que los conductores de autobuses reciben preparación para atender a los usuarios, y ofrecer un buen servicio ajustándose a las necesidades de las personas con discapacidad.

Esperamos que se haga justicia, necesitamos un mundo más tolerante e inclusivo, compártelo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!