Publica una foto del repartidor que entregó su pedido sin imaginar que le cambiaría la vida

La humanidad nos tiene acostumbrados, sanamente, a la existencia de un montón de héroes anónimos. Personas que, ante la adversidad, redoblan esfuerzos y en lugar de lamentarse por su situación, agradecen el hecho de estar vivos regalándole una sonrisa a aquellos que tienen la dicha de cruzarse en su camino.

Este es el caso de Carlos André. Un joven brasileño radicado en la localidad de Maceió que, con sus 19 años, trabaja en UBER Eats, repartiendo comida en su bicicleta. Carlos perdió una de sus piernas con tan solo 5 años, debido a un tumor muy hostil en su extremidad que derivó en que los médicos tomaran la decisión de amputársela.

Sin embargo, este es uno más de tantos héroes que luchan cada día para salir adelante a pesar de las limitaciones que la vida les ha puesto por delante.

Pese a todo, Carlos es feliz y tiene una vida plena

Fellipe, un ciudadano como tú o como yo, se encontró con Carlos André en la entrada de su edificio entregando un pedido y le tomó una foto que luego publicó en su Instagram.

El comentario que seguía la foto se preguntaba cuántas veces nos quejamos de cosas sin importancia e intrascendentes y como personas como Carlos André, nos enseñan que siempre tenemos que agradecer lo que tenemos y no malgastar energías y tiempo en quejarnos por aquello que realmente no tiene importancia.

“Hoy me encontré con esa escena en la puerta de mi edificio, algo que nos hace pensar 1.000 cosas … ¿Cuántas excusas creamos en nuestras cabezas? ¿Cuántas veces esperamos las condiciones perfectas para iniciar algún proyecto? ¿Cuántas veces nos quejamos de la vida? En momentos cómo este entendemos que no hay razones para quejarse! En fin, una verdadera lección de que la necesidad nos convierte en verdaderos héroes. A ti, cuyo nombre no sé, te felicito. Que Dios te bendiga, escribió el joven.

La imagen del Instagram de Fellipe se hizo tan viral que muchos comenzaron a querer conocer la historia de Carlos. Uno de los usuarios logró averiguar que el sueño de este joven héroe brasileño, era comprar un auto para trabajar como chófer de UBER.

En ese instante, este internauta comenzó una campaña de “crowfunding” en la plataforma Vakinha, para poder alcanzar el objetivo de 7.600 dólares.

En tan sólo 24 horas, la campaña ya había logrado recaudar esa cantidad y a los 4 días lo recaudado llegaba casi al triple de lo requerido, lo que demuestra el impacto que tuvo la historia que comenzó con aquello foto que tomó Fellipe afuera de su edificio.

La historia culmina con el encuentro de Carlos André y Fellipe y el inicio de una linda amistad entre ambos, sumado al cumplimiento del sueño del trabajador de UBER.

Carlos ha descubierto que es muy bueno jugando basketball y ahora es todo un atleta de alto rendimiento

RT

Ojalá no necesitásemos ver a alguno de estos héroes anónimos para valorar más lo que tenemos, pero la naturaleza humana conlleva implícita aquello de no valorar algo hasta que lo perdemos. Por suerte existen Carlos André para ayudarnos a parar un poco, pensar y agradecer.

Comparte esta historia con todos tus amigos y siempre brinda una mano amiga a quien más lo necesita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!