Con la ayuda de un dron capturan a un fugitivo que llevaba 17 años viviendo en una cueva remota

Hoy nuevamente la tecnología parece vencer la astucia humana y en esta ocasión ha servido para capturar a un fugitivo que llevaba casi dos décadas escondido en las montañas.

El ciudadano chino Song Jiang escapó de una prisión en 2002, desde ese momento las autoridades habrían iniciado una ardua investigación por atraparlo sin que tuvieran ningún resultado.

No fue hasta el pasado mes de septiembre que la policía recibió algunas pistas a través de su canal de WeChat. En ese momento no sabían a qué o quién se estaban enfrentando pero las imágenes capturadas por un dron delataban la presencia de un presunto ermitaño que se escondía en una cueva en las montañas de Yunnan.

Antes de huir, Song Jiang se encontraba tras las rejas cumpliendo una condena por trata de personas.

Ahora el hombre de 63 años ha sido nuevamente capturado en un operativo que contó con la ayuda vital de un equipo de drones. Al recibir la denuncia, los oficiales iniciaron con un operativo en la zona y debido al difícil acceso del área boscosa decidieron utilizar los mencionados aparatos para acercarse de algún modo al sitio.

Gracias a estos dispositivos, los oficiales divisaron algunas pistas como rastros de basura en la cercanía, baldosas de acero y otras indumentarias que este hombre habría utilizado para sobrevivir.

Al obtener las imágenes, las autoridades encontraron una ruta clara e iniciaron una búsqueda a pie que finalizó con la detención del hombre, quien mostraba claros signos de aislamiento ya que no podía incluso ni hablar fluidamente.

Song Jiang se había creado algunos artefactos rudimentarios para asegurar su supervivencia en las condiciones de la cueva.

Medios locales confirmaron la presencia de algunas ollas improvisadas que utilizaría para cocinar y una cama.

“Song sobrevivió recolectando agua de río en una botella de plástico y usando ramas de árboles para hacer fuegos”, informaron las autoridades.

Aunque pudo gozar de una pseudo libertad por varios años, el preso ha vuelto a la prisión de la que se escapó en el 2002 y se espera que cumpla allí la sentencia que recibió por sus delitos.

En este caso, las autoridades resaltaron el papel que jugó la tecnología en el momento de realizar la captura, de no haber sido por las imágenes difícilmente hubiesen podido dar con el paradero del fugitivo.

Nos alegra saber que este tipo de personas no logran salirse con la suya, después de perjudicar tantas vidas. Comparte esta noticia y muéstrales a tus amigos que nadie se escapa de la justicia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!