Captan a un policía sentado en plena carretera con un niño de 4 años que lloraba desconsolado

Durante muchos años, el uniforme de policía ha sido símbolo de servicio y respeto. Sin embargo, lamentablemente, los últimos acontecimientos en el mundo han hecho que la gente empiece a desconfiar y vea con rechazo el hecho de que en ocasiones abusen de su puesto y de lo que representan.

Pero recientemente, la reacción de un policía en Ecuador, no ha tardado en hacerse viral, y ha sido precisamente por lo contrario.

Una imagen dice más que mil palabras

El Cabo Primero Ramón Salazar, de 35 años de edad, fue capturado en una fotografía que hado la vuelta al mundo. Se trata del momento en que en medio de un grave accidente de tránsito, no dudó en calmar a un pequeño de 4 años, que lloraba desconsolado.

El hecho tuvo lugar en una gran avenida de la capital, y fue difundido en Twitter por la Ministra de Gobierno, María Paula Romo.

El gesto fue aplaudido por millones en las redes sociales

El Cbop Ramón Salazar lleva más de 15 años de servicio en la Policía Nacional del Ecuador

«Me percaté del accidente y vi una señora que necesitaba ayuda para salir, regresé por mi botiquín de primeros auxilios, pero de pronto escuché el llanto del niño que llamó poderosamente mi atención», contó Salazar a los medios.

Cuando vio que la señora ya estaba siendo auxiliada, el policía se lanzó instintivamente para ver qué podía hacer por el pequeño Dilan. Lo que Ramón no sabía era que el niño era extranjero y no hablaba español. Pero cuando de empatía, solidaridad y sensibilidad se trata, no hay barreras que valgan, y se habla un solo idioma: el del amor.

Afortunadamente, el niño estaba fuera de peligro, pero estaba aterrado.

«En ese momento sólo me pude imaginar que podía ser mi niño, que es de la misma edad, de 4 añitos. Sólo pensar que era él, y entonces hice lo que me gustaría que cualquier otra persona hiciera por mi hijo», dijo Ramón conmoviendo a todos.

«Lo envolví con la manta que tuve cerca, lo abracé y traté de consolarlo. No podía hacer más, sólo calmar a un niño que gritaba: ¡Ayuda!… ¡Aterrorizado!». Relata que entonces sacó el teléfono y se le ocurrió qué haría si fuera su hijo.

«Le puse un video de la Patrulla Canina y eso fue todo lo que necesitó para tranquilizarse»

Ramón reconoce la acción de otros policías que también lo ayudaron con el pequeño. Sólo que ellos se fueron sin decir su nombre. Finalmente dirige un mensaje a todo el país:

«Todos los policías estamos prestos a ayudar en cualquier momento, mi sentir es decirles a todos: confíen en su policía nacional, sea donde sea que ustedes estén, estaremos dispuestos a ayudar».

La Policía Nacional difundió el testimonio de este buen hombre que ya es considerado un héroe

Ciertamente, hechos así no deberían ser noticia, pero definitivamente lo que hizo este uniformado no se ve todos los días. Difunde esta historia en tus redes para tomar conciencia de lo mucho que podemos hacer con pequeños gestos de amor y empatía que marcan la diferencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!