Un cachorrito olvidado entre la basura ahora es un gran rastreador policía

Esta es la historia de Bagder, un cachorrito cocker spaniel que fue abandonado junto a sus tres hermanitos en un balde para que sufrieran el peor de los finales. Sin embargo, la vida les volvió a sonreír y les presentó una nueva oportunidad.

El cachorrito fue abandonado en Redhill, Reino Unido.

cachorrito

Los tres cachorritos tenían solo seis semanas cuando fueron rescatados en Redhill, Surrey-Reino Unido en julio de 2019.

Badger y sus hermanos tenían una grave infección en la piel a causa de una sarna severa, también tenían infección en sus ojitos y oídos, todos estaban muy desnutridos.

Por fortuna, fueron atendidos por voluntarios de la RSPCA quienes velaron por su bienestar y lucharon hasta encontrarles hogares definitivos.

Tenían serios problemas en su piel.

Los peluditos fueron llamados Dustin (renombrado Bagder), Lucas y Mike; en honor a los personas de la Stranger Things, después de recibir tratamiento fueron reubicados en familias amorosas.

Pero el travieso Badger no logró adaptarse a su nueva familia, tenía demasiada energía y sus padres no podían ir a su ritmo por lo que decidieron devolverlo al refugio donde fue recibido con los brazos abiertos.

Los tres perritos encontraron familia, pero el destino de Badger era diferente.

Jo Douglas, es miembro de Millbrook Animal Center de la RSPCA en Cobham, y quien estuvo a cargo del perrito durante su estadía en el refugio, cuenta que el cachorrito era bastante enérgico y con una gran habilidad para olfatear objetos y encontrarlos.

Fue entonces cuando surgió la idea que sería un buen recluta de cuatro patitas para el departamento de policía. Jo comentó al respecto:

“Siempre estaba en movimiento y necesitaba estimulación constante; era demasiado para sus adoptantes, así que regresó con nosotros.

Lo mantuvimos ocupado escondiendo pelotas de tenis por el centro y jugando juegos de esencias con él”.

Afortunadamente, Badger congenió por completo con sus nuevos compañeros quienes lograron canalizar toda esa energía y con mucho entrenamiento hicieron posible que se convirtiera en el mejor perrito rastreador.

Fue la mejor idea que se les pudo ocurrir.

Tras su difícil comienzo, hoy día esta adorable bola de pelos es un defensor de la justicia y el miembro consentido de la Unidad de Perros de la Policía de Surrey y Sussex. PC Steph Barret, quien es la guía del travieso Badger cuenta:

“Después de mucho amor y entrenamiento, ha recuperado la confianza en los humanos. Todavía tiene ese lado descarado, pero está obsesionado con el trabajo. Me hace sonreír todo el días”.

El dulce Badger está por cumplir sus dos añitos de edad y recientemente se graduó como perro policía, la noticia emocionó a todos los que vieron de cerca de su increíble transformación, especialmente a Jo quien fue invitada para que viera al perrito en acción.

“Tuve la suerte de ir a verlo cuando estaba entrenando y fue increíble verlo trabajar.

Ese día, incluso encontró una pistola, municiones, dinero y drogas, ¡es un chico tan inteligente!

Cuando se graduó, la policía nos envió una copia de su certificado y una foto oficial de él que ahora tenemos colgando en un lugar de honor en Millbrook. Estamos muy orgullosos de él”, dijo Jo.

Actualmente Badger pasa sus días combatiendo la delincuencia y derritiendo corazones con su particular forma de ser.

Ya han pasado cerca de seis meses desde que es un miembro oficial de la policía y ha realizado grandes hallazgos como efectivo, drogas, y hasta un teléfono móvil escondido en una iglesia en Belgrave Road, Seaford. Finalmene Jo Douglas, comentó:

“Ha sido increíble ver la transformación de un cachorro asustado y pobre en un héroe valiente e inteligente en la lucha contra el crimen”.

La RSPCA ha visto muchos perritos rescatados convertirse en grandes policías. Dadger es el mejor testimonio de ello, ahora su energía hace de este mundo un lugar mejor.

No olvides que todos podemos transformar una vida y ayudar a los perritos abandonados a comenzar una nueva historia llena de amor y mucha alegría. ¡Adopta!