Busca desesperado a su hermana porque su madre la dio en adopción

Jesús Estefano es un joven que acudió a los medios de comunicación para pedir ayuda, está desesperado por encontrar a su hermana. Es de Jujuy, Argentina, y emprendió una campaña para dar con el paradero de su hermana, que ahora tendría 32 años.

La madre de Jesús, Ana Estefano, de 70 años, vivía con su hermana cuando en 1988 dio a luz a su hija, esta la obligó a darla en adopción.

La juventud de Ana estuvo marcada por el dolor, tuvo que despedirse para siempre de su segunda hija porque le dieron a elegir entre Jesús, su hijo mayor o su hija recién nacida.

Jesús relató que su madre vivía en una zona rural, se dedicaba a las actividades del campo y cuando tenía 12 años la enviaron a Buenos Aires, la capital de su país para trabajar.

Regresó a Jujuy y quedó embarazada de Jesús en el año 1984, el padre no se hizo cargo de él, quien creció con su ausencia y años después quiso buscarlo para conocerlo.

“Yo vivía con mi mamá que era ama de llaves en un castillo que está en Huaico”, relató.

En el castillo vivía el padrino de Jesús, quien era Teniente Coronel y la hermana de Ana, que siempre le propinó malos tratos.

“En ese lugar vivía mi padrino que era Teniente Coronel y su hermana que es la que siempre trató mal a mi mamá, y a mí como el hijo bastardo. Posteriormente, mi madre conoce a otra pareja y queda embarazada”, relató Jesús.

Lamentablemente el padre del bebé que esperaba su madre falleció en un crimen que nunca fue investigado por las autoridades.

Resaltó que su tía, la hermana de su madre, la despreciaba y cuando estaba a punto de dar a luz a su bebé la obligó a darla en adopción.

“Ella la obligó a que la diera en adopción y no tuvo otra opción que hacerlo, de ahí no sabemos qué pasó con la pequeña.

Mi padrino murió de un paro cardíaco en el año 1992 y nosotros quedamos como caseros del lugar donde vivíamos que actualmente es una residencia de mayores que se llama Guillermón. Mi mamá siguió siendo empleada allí y tiene casi 30 años de servicio”, dijo el joven.

A Ana la persuadieron por el hecho de que su hija no tendría padre y no sería aceptada en la familia.

“La habían mentalizado tanto de que iba a ser una hija bastarda, que no la iban a aceptar y le dieron a elegir entre ella y yo, por eso la tuvo que dar en adopción. La dejó en el hospital e hizo los trámites en Tribunales”, continuó Jesús.

Ana no tenía recursos económicos, estaba en una posición muy vulnerable por su situación familiar y la época.

“Mi madre era muy humilde, no pudo estudiar y estaba en una situación muy dura”, dijo Jesús, quien 32 años después sueña con encontrar a su hermana menor.

La única información que manejan es que la niña nació en el hospital Pablo Soria el 09 de abril de 1988, su padre, René Arenas, murió cuando Ana estaba embarazada.

Ahora tanto Ana como Jesús anhelan dar con su paradero.

No pudimos buscar a mi hermana y ahora lo queremos hacer. Me gustaría saber qué es de mi hermana, mi madre cuando se acerca el cumpleaños de ella se pone muy mal”, dijo Jesús.

Jesús mantiene la esperanza de que a través de la difusión de su caso alguien que haya conocido el caso en el hospital donde dio a luz su madre o en la dependencia de adopciones de la localidad pueda ofrecerle información.

La familia suministró un número de teléfono para que puedan contactarlos en caso de tener alguna pista del paradero de la niña que actualmente tendría 32 años, el número es 3886079910.

Muchas personas en las redes se han conmovido con esta noticia y quieren difundir la situación para ayudar a Jesús y a su madre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!