Arden las redes con la denuncia de una reportera que fue abusada mientras trabajaba en Brasil

Hoy en día, las mujeres se encuentran en las mismas profesiones, posiciones y trabajos que los hombres. Pero desgraciadamente, no siempre reciben el mismo respeto ni ganan el mismo salario que los hombres.

Incluso las féminas han logrado conquistar lugares que en el pasado eran inimaginables y también a sectores que se siguen relacionando exclusivamente con los hombres, por ejemplo: el deporte.

Esta vez, la periodista y reportera deportiva llamada Bruna Dealtry, se encontraba transmitiendo la celebración de un grupo de fanáticos al finalizar un partido de fútbol el pasado 14 de marzo en Brasil, cuando de repente uno de los presentes que celebraba al equipo Vasco de Gama, la besó en la boca sin su consentimiento.

Esta situación provocó la molestia de la periodista y compartió el segmento del indeseado acto en su perfil de Facebook, denunciando el hecho y alegando que las mujeres merecen ser respetadas como profesionales y que le permitan hacer su trabajo como sí lo hacen con sus colegas masculinos.

La publicación rápidamente alcanzó más de 1.5 millones de reproducciones y generó la creación de una campaña en las redes sociales de Brasil con la etiqueta #deixaelatrabalhar, que significa “déjala trabajar”, en español.

Por motivo de la campaña, otras profesionales del periodismo deportivo se colocaron una camiseta negra y contaron sus propias experiencias de abusos y desprestigios que han vivido en sus funciones como periodista en exteriores.

Una de las más significativas, es el caso de la reportera, Renata de Medeiros, que se encontraba en un estadio y al entrevistar a un aficionado, este la insulta, cuándo ella le pida que repita lo que le dijo en cámara, este la ataca.

VER TAMBIÉN:  El estremecedor caso de un culturista que murió por abusar de esteroides y bebidas energéticas

Junto el vídeo, Bruna escribió un relato donde dejó ver su tristeza, indignación y sobre todo preocupación ante la situación de las mujeres profesionales en la industria deportiva, cómo el resto de las mujeres que deben toparse con esta conducta en sus diferentes puestos y posiciones alrededor del mundo.

Siempre fui una reportera que le encanta una fiesta de hinchas. No me importa que haya baño de cerveza, hinchas saltando y pisándome el pie… Siempre me dejo llevar por la emoción y trato de sentir el momento para hacer mi trabajo de la mejor manera posible. Pero hoy, sentí en la piel la sensación de impotencia que muchas mujeres sienten en estadios, metro, o incluso caminando por las calles. Un beso en la boca, sin mi permiso, mientras yo ejercía mi profesión, que me dejó sin saber cómo actuar y sin entender cómo alguien puede sentirse en el derecho de actuar así”, escribe la reportera.

Facebook / BrunaDealtryEI

Puedes ver a continuación el vídeo del abuso a Bruna:

'Sou repórter de futebol, sou mulher e mereço ser respeitada'

Sempre fui uma repórter que adora uma festa de torcida. Não me importo com banho de cerveja, torcedor pulando, pisando no meu pé… sempre me deixo levar pela emoção e tento sentir o momento para fazer o meu trabalho da melhor maneira possível. Sempre me orgulhei por ter uma boa relação com todas as torcidas e por ser tratada com muito respeito!! Mas hoje, senti na pele a sensação de impotência que muitas mulheres sentem em estádios, metrôs, ou até mesmo andando pelas ruas. Um beijo na boca, sem a minha permissão, enquanto eu exercia a minha profissão, que me deixou sem saber como agir e sem entender como alguém pode se sentir no direito de agir assim. Com certeza o rapaz não sabe o quanto eu ralei para estar ali. O quanto eu estudei e me esforcei para ter o prazer de poder contar histórias incríveis e estar em frente às câmeras mostrando tudo ao vivo. Faculdade, cursos, muitos finais de semana perdidos, muitos jogos de futebol analisados, estudo tático, técnico, pesquisas etc. Mas pelo simples fato de ser uma mulher no meio de uma torcida, nada disso teve valor para ele. Se achou no direito de fazer o que fez. Hoje, me sinto ainda mais triste pelo que aconteceu comigo e pelo que acontece diariamente com muitas mulheres, mas sigo em frente como fiz ao vivo. Com a certeza que de cabeça erguida vamos conquistar o respeito que merecemos e que o cidadão que quis aparecer é quem deve se envergonhar do que fez. Sou repórter de futebol, sou mulher e mereço ser respeitada.

Publiée par Bruna Dealtry sur mardi 13 mars 2018

Estamos en el momento de exigir igualdad  y tener el mismo valor entre cada uno de los humanos, sin importar su género. Es hora de denunciar a aquellos que se consideran superiores y buscan dañar por estigmas que ha impuesto la misma sociedad.

VER TAMBIÉN:  Así fue cómo un médico logró animar a 3 hermanitas aterradas en el hospital

¡Comparte y comenta esta noticia con tus amigos y únete al movimiento #deixaelatrabalhar!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!