El impresionante caso del bebé que nació 4 años después de la muerte de sus padres

El avance de la ciencia y la tecnología está creando situaciones nunca antes vividas y que plantean miles de discusiones éticas. Una de ellas se conoció esta semana en China.

El hijo de una pareja china que falleció hace cuatro años nació esta semana gracias a años de lucha por parte de sus abuelos, que ganaron un juicio y lograron que una madre sustituta trajera a su nieto al mundo.

Shen Jie y Liu Xi estuvieron casados durante dos años y decidieron tratar la fertilización in vitro para concebir un bebé. Cinco días después de haber realizado el procedimiento y que le implantaran un embrión fertilizado a Liu, la pareja falleció en un accidente automovilístico. Sucedió en marzo del 2013 en la costa china de la provincia de Jiangsu.

Los abuelos pudieron obtener los embriones de la pareja.

En los siguientes tres años, los padres de Shen y Liu pelearon por los derechos de los cuatro embriones congelados que sus hijos habían pagado. Y gracias a los abogados lograron recuperarlos y tomar posesión de los mismos.

Pero lo lograron gracias a un largo y tedioso proceso legal, donde los padres de la pareja lograron tener la custodia de los embriones y en enero del 2017, con la ayuda de una agencia de alquiler de vientres, lograron que una mujer gestara a uno de los embriones. El principal problema es que en China está prohibido este procedimiento.

En estos tubitos estaban los futuros hijos de la pareja.

En diciembre del 2017, nació el bebé de Shen y Lui, un varón al que le pusieron Tiantian, que significa dulce.

La semana pasada, la familia celebró los primeros 100 días de vida del bebé con una fiesta. Ellos están felices de haber ganado la batalla legal y de tener a su nieto, que les ayuda a sobreponerse de la muerte de sus seres queridos.

VER TAMBIÉN:  Jamás pensó que la primera foto que se tomaría con su bebé sería después de una tragedia

La madre de Liu, Hu Xinxian, aseguró “TianTian tiene los ojos del mismo color que mi hija, pero se parece más que nadie a su padre”.

El pequeño ya cumplió 100 días.

Después del nacimiento, sin embargo, siguen los problemas legales. Los nuevos abuelos tienen que realizarse tests de ADN para probar su relación con Tiantian y tener la custodia permanente.

Aún no han decidido cómo van a contarle al pequeño su origen. Shen Xinan, el padre paterno del bebé, aseguró que hasta que no sea mayor no le contarán la verdad.

“Este niño está destinado a sentirse triste en su llegada al mundo. Otros bebés tienen a sus padres y madres, pero él no. Se lo diremos en el futuro. ¿Cómo no vamos a hacerlo?” aseguró.

Sus abuelos, felices por tener al niño con ellos.

TN

¿Qué piensas de todo esto? ¡Danos tu opinión y comparte la nota!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!