Aunque terminó su relación justo antes de casarse decide celebrar la boda solo

El amor no es tema fácil para nadie, aunque así desearíamos que lo fuera. Y es que las emociones y sentimientos humanos son tan complejos que, en algún momento, puede suceder lo inesperado destrozando el corazón de los involucrados.

Esto fue lo que vivió un apuesto médico brasileño, residente de Rondônia, a quien el amor le dejó un trago muy amargo, pero nada impidió que volviera a sonreír y que se uniera en matrimonio con la persona más importante en su vida: él mismo.

Le rompieron el corazón

Diogo Rabello estaba felizmente enamorado y comprometido con su novio. El amor que sentían el uno por el otro era tan grande que se comprometieron en matrimonio, fijaron fecha y planearon su boda en un paradisíaco lugar.

Todo parecía marchar bien, las planeaciones de la boda se desarrollaban a la perfección. Pero algo sucedió en la relación y todo terminó.

“Estaba comprometido y teníamos una fecha fijada para nuestra boda, en Itacaré, y en medio del camino terminamos. Pasé por ese proceso de preguntar ¿en qué me equivoqué? ¿Qué hice mal? Ya que me conozco y sé que realmente estaba comprometido en la relación”, afirmó el médico.

Tener el corazón roto hizo que Diogo reflexionara y se conociera más a sí mismo. Fue en las tardes de meditación que llegó a la conclusión de que lo mejor que podía hacer, en lugar de cancelar el evento, era realizar un pacto de amor consigo mismo en la ceremonia de matrimonio.

Diogo entendió que la primera persona que debe amarlo por encima de todas las cosas y para siempre, es él mismo, y quería compartir ese aprendizaje con todos los demás.

Su amor hacia sí mismo es incondicional

“Lo hice como una manifestación, para que la gente busque encontrar el amor dentro de sí misma, y ​​no espere a que alguien venga a completarlo”, señaló el hombre.

Fue así como el pasado 27 de octubre este médico formalizó el compromiso más importante en su vida, rodeado de sus familiares y amigos más queridos en una paradisíaca playa brasileña que se convirtió en el lienzo perfecto para su nueva vida.

La peculiar ceremonia no tardó en hacerse viral y desatar la polémica de miles de internautas, algunos en contra de lo sucedido y otros convencidos de que es una gran enseñanza amarse a uno mismo antes que a alguien más.

Lo más importante es que Diogo no ha dicho adiós para siempre al amor y espera algún día poder encontrar al hombre perfecto para él, con quien pueda compartir sus sueños y metas, además de hacer el bien a los demás.

“No renuncié al amor. Seguiré intentando cumplir mi sueño de encontrar un compañero para poder crecer juntos, formar una familia, viajar por el mundo y ayudar”, concluyó Diogo.

¡Enhorabuena por este novio recién casado que nos recuerda la importancia del amor a uno mismo!

Nunca hay que dejar que una desilusión nos haga perder la sonrisa y ganas de vivir felizmente

¿Qué harías en una situación como la que vivió este valiente médico? ¿Estarías dispuesto a renunciar al amor o eres un eterno soñador? ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!