Rescatan a una niña que deambulaba por la calle con su hermanito buscando a su mamá

De las madres se esperan conductas protectoras y de cuidado para sus hijos, pero por desgracia, más de una deja de lado su responsabilidad para entregarse a los placeres de la vida. Y dos niños en Colombia deambularon por las solitarias calles al encontrarse solos en su casa, y la persona que los rescató del peligro fue quien menos nos podíamos imaginar.

Salió de fiesta sin pensar en sus hijos

Jéssica es una mujer que vive en Ibague, Tolima, con sus dos hijos: una niña de cuatro años y un niño de dos. Está separada del padre y a pesar de que era de noche y había toque de queda, no le importó para nada, y el domingo dejó a sus hijos solos en la casa mientras ella se fue a una fiesta.

A las dos de la madrugada del día lunes en el barrio Uribe Uribe, una zona de estratos 1 y 2, los hermanitos iban caminando sin rumbo. Un hombre que vive en condiciones de calle de nombre Jhon los miró cuando iban descalzos y mojados, y se preocupó de que pudiera pasarles algo malo.

“Era una niña que llevaba de la mano a su hermanito de 2 años y mi reacción fue ayudarlos, protegerlos para que no les pasara nada. La mamá los dejó abandonados en la casa por irse a tomar, eso es un acto de irresponsabilidad”, dijo Jhon.

Los tomó de la mano para llevarlos al centro policial más cercano para que los cuidaran y buscaran a sus padres. Los patrulleros iniciaron un recorrido por el barrio para hallar a los padres, en el trayecto vieron una casa con la puerta abierta, y a pesar de que tocaron y llamaron varias veces nadie salió ni contestó.

La teniente Alexandra Toro, jefa de Infancia y Adolescencia de la Policía en Ibagué los llevó a la comisaría permanente de turno para garantizar los derechos de los menores, y quedaron bajo protección de un hogar sustituto adscrito al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Al día siguiente apareció Cristian Arias, el padre, y le dijo a las autoridades que no vive con la madre, pero estuvo con sus hijos hasta las 11 de la noche del día que se perdieron. Explicó que tenía que irse debido al toque de queda, medida tomada por la administración municipal y departamental para evitar el aumento de contagios por la pandemia.

«La mamá se había ido de fiesta y de manera irresponsable, primero por dejar solos los niños y, segundo, porque se sabía que era toque de queda. En lugar de quedarse con ellos, salió y se fue exponiéndolos a cualquier peligro», expresó el progenitor.

Fue la mujer quien le avisó que los niños no estaban en la casa y que los tenía el Bienestar Familiar. Cristian quería dejar claro que no era un padre irresponsable, y que estaba siempre pendiente de las necesidades de sus niños y cumplía con ellas.

“Quiero que la comunidad sepa que yo le pago el arriendo a los niños, estoy al día con la cuota y el mercado, me mantengo pendiente de ellos y la verdad la gente me ha estado culpando sin conocer cómo sucedieron las cosas”, agregó el hombre.

El caso está siendo investigado por las autoridades para determinar la posible culpabilidad de la madre o del padre en relación al cuidado de los menores. Mientras tanto, por su seguridad y bienestar seguirán bajo el cuidado del estado.

Se espera que se haga justicia tras la negligencia que sufrieron los pequeños y puedan crecer con quienes garanticen su salud y bienestar en todo momento. Comparte esta noticia con todos tus amigos, y conocidos.