Aunque no fumó en toda su vida descubre que tiene un grave cáncer de pulmón

Brandi Bryant es una amorosa madre que pasó toda su vida sin fumar un solo cigarrillo. Cuando comenzó a presentar varios problemas respiratorios pensó que se trataría de una simple tos pero con el paso del tiempo las cosas no hicieron más que empeorar.

Sin embargo, Brandi estaba tan ocupada cuidando a sus niños y llevando la casa que nunca tuvo tiempo de ir al médico.

Brandi tiene 4 hijos, tres hembras y un varón.

Meses más tarde comenzó a faltarle el aliento para respirar y comprendió que era hora de averiguar qué estaba sucediendo. Fueron semanas muy difíciles ya que varios especialistas parecían simplemente quedar sin respuestas.

Algunos creían que podía ser fibrosis pulmonar pero los síntomas no coincidían. En la angustia de esperar una respuesta, Brandi buscó en Internet y pensó que sólo había un diagnóstico probable: cáncer.

Dr. Google me dijo que era cáncer pero eso simplemente no tenía sentido para mí”.

Una tomografía computarizada y una broncoscopia revelaron el estado de las vías respiratorias de Brandi. Se trataba de nada menos que un cáncer de pulmón. La angustiada madre quedó en shock.

Nunca en su vida había fumado y no hacía más que alejarse de cualquier persona que se encontrara con un cigarrillo. Pensó que era una enfermedad que sólo podrían tener los fumadores; pero ahora su vida estaba en juego.

“Pasé de buscar una cura a enterarme de que que es incurable. Fue abrumador”.

Comenzó los ciclos de quimioterapia y radioterapia de inmediato pero las cosas seguían empeorando. Los médicos encontraron fluidos alrededor de su corazón y pulmones.

Las pruebas revelaron que el cáncer estaba avanzando a un ritmo muy acelerado. Ahora, lo único que pueden hacer por ella es tratar de evitar que esta terrible enfermedad se siga propagando.

El cáncer de Brandi estaba en estadio 3B cuando fue detectado y derivó rápidamente en estadio 4.

Brandi compartió la difícil noticia con sus hijos y ahora procura aprovechar al máximo cada instante que pasa con ellos. Adoptó a un perro y viajó con sus niños a París.

“Ahora soy una persona que vive en el momento. Me he dado cuenta de lo frágil que puede ser la vida”.

Nos unimos a esta hermosa familia en un momento tan devastador. Por los momentos la situación de Brandi es estable y los especialistas se encuentran trabajando arduamente para brindarle la mejor calidad de vida posible.

Comparte esta nota para apoyar a Brandi y a sus hijos. La lucha contra el cáncer requiere de todo el amor y el apoyo que sean posibles.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!