«Atemoriza a los niños» – Una madre pide que despidan a un maestro de primaria lleno de tatuajes

Una madre decidió pronunciarse en contra de un profesor de primera que tiene casi la totalidad de su cuerpo cubierto de tatuajes. Ella alega que la apariencia y actitud del docente atemoriza a los pequeños a quienes les imparte clases en el colegio.

Sylvain Hélaine, conocido como Freaky Hoody, es un maestro francés de 35 años con gran afición por los tatuajes, incluso ha marcado con tinta su rostro y sus ojos.

El maestro trabaja desde hace 12 años como maestro auxiliar en un colegio en el departamento de Essone, al sur de París, cada día sale de casa muy temprano para cumplir con su jornada. Actualmente sus alumnos tienen edades comprendidas entre los 2 y los 12 años, su cargo es suplantar al docente que lo necesite.

Desde que la madre denunció al maestro, se ha convertido en un rostro muy conocido en las redes, ella ofreció declaraciones al periódico Le Parisien, argumentando que deberían mantenerlo apartado porque su apariencia atemoriza a los pequeños. Recomienda que pueda ser el maestro de alumnos con mayor edad y no de primaria.

El caso se hizo viral y varios medios de comunicación alrededor del mundo se han interesado por conocer al maestro.

Freaky es tan fanático de los tatuajes que considera que la tinta es su mayor pasión. Cuando alguien lo cuestiona diciéndole que es adicto a tatuarse, él replica asegurando: “No es adicción, es pasión”.

Sobre la acusación de la madre, él dice que no ve ningún problema en su apariencia para los niños. Relató que lo aceptan con normalidad e imparte sus clases sin ningún incidente.

El maestro vivió en Londres en un programa de intercambio de profesores, allí se contagió de la afición de muchos británicos por los tatuajes. Le gustó tanto, que se tatuó casi todo su cuerpo, incluyendo la cara, la lengua, las orejas, el cráneo, además, el interior de las manos y los dedos.

La legislación de Francia no prohíbe los tatuajes de los maestros, aunque sí exhibir signos religiosos como una cruz o velo islámico.

En su ambición por tatuarse, él ha tenido que invertir una gran suma de dinero y tiempo. Asegura que han sido 460 horas en estudios de tatuajes las que han invertido para lograr usar su cuerpo como lienzo, asimismo, contó que ha gastado 57.000 euros hasta el momento.

Freaky Hoody tiene tres años tatuando su cuerpo y dice que no ha terminado el procedimiento, espera poder cubrir poco a poco lo espacios de su piel que todavía no han recibido inyecciones de tinta.

 

 “Seguramente acabaré todo negro a los 80 años”, dijo el maestro.

Para Freaky no hay límites, él se ha inyectado tinta de diversos colores en el globo ocular, en la esclerótica (la membrana blanquecina de los ojos), y aunque en Francia está prohibido ese procedimiento viajó a Suiza para hacerlo.

Reconoce el riesgo de perder la visión a causa de estos tatuajes, pero eso no es una limitante para seguir tatuándose. Se limita a decirle a las personas de su entorno que no sigan su ejemplo.

Además de los ojos, Hélaine también ha tatuado su lengua, las inyecciones causaron que se le inflamara alcanzando un volumen tres veces mayor que el normal. Sufrió escozor durante varios meses, no podía hablar, y le dolía abrir la boca.

Para este maestro su objetivo es tatuar la totalidad de su cuerpo, lo define como un proyecto artístico por el cual obtiene ingresos económicos extra al participar en películas, vídeos, o museos.

Hélaine acude a los medios de comunicación a los que ha ofrecido entrevistas usando camisetas sin mangas para exhibir sus tatuajes, en una de ellas confesó que los tatuajes son un poco egoístas.

“Lo encuentro cool, siempre lo hice para mí, no intentó ser vocero de la tolerancia, sino que ha sido algo inevitable después de cambiar mi cuerpo. Sufro discriminación por mi apariencia y eso sí lo esperaba, me lo advirtieron los tatuadores, sobre todo cuando cubrí mis manos y mi rostro con tinta, pero mi pasión podía más”, relató el maestro.

Para él, los tatuajes son como el amor, pueden estar con él a cualquier hora del día. Su caso sigue despertando polémica, sobre todo por la denuncia de la madre que asegura que su apariencia no es adecuada para dar clases a niños de primera, compártelo y comenta tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!