El asesino de una niña de 5 años es puesto en libertad sin permanecer un solo día en prisión

Un asesino desquiciado que asfixió a una niña de 5 años con bolsas de plástico antes de arrojar su cuerpo en un arroyo, porque ella dejó caer sus drogas, está ahora libre en las calles después de haber sido liberado, sin pasar un solo día en la cárcel.

Chloe Hoson fue estrangulada y sofocada con bolsas de plástico y su cuerpo fue arrojado a un arroyo cuando ella tenía cinco años.

El asesino de Chloe, Tim Kosowicz, ha sido liberado de las instalaciones psiquiátricas donde fue detenido en la casa de sus padres, en su país de procedencia, Victoria.

Kosowicz admitió en 2003 que estranguló a Chloe después de que ella regresó a su casa vecina para jugar con su gato, pero afirmó que resultó preso de la esquizofrenia después de que derribó su plato de cannabis.

Chloe no murió inmediatamente, así que Kosowicz le cubrió la cabeza con bolsas de plástico y luego luchó con su cuerpo antes de ser arrojada a un arroyo.

Kosowicz le dijo a la policía que perdió el control de sus actos cuando Chloe vino a su caravana.

“Ella derramó mi maceta en el suelo y luego perdí el control”, dijo. “Luego me desmayé y lo siguiente fue estrangularla en mi habitación”.

El Tribunal Supremo de Nueva Gales del Sur determinó que no era culpable de asesinato debido a una enfermedad mental.

El padre de Chloe, Michael Hoson, dijo en ese momento:

“Hay que cambiar el sistema, sin importar si eres sano o enfermo, lo que sea, si cometes un crimen, lo pagas”.

El año pasado, el Tribunal de Revisión de Salud Mental estaba considerando una propuesta para liberar criminales dentro del sistema de salud mental, sin tener que notificar a la policía.

VER TAMBIÉN:  Tras pasar 9 días atrapado en un poste de electricidad, finalmente llega la ayuda para Fat Boy

La madre de Chloe, Karina Beharrell, es fotografiada en el centro, siendo consolada por sus parientes cuando deja el Tribunal de Liverpool

Scott Weber, de la NSW Police Association, dijo en ese momento que era extremadamente importante para los delincuentes mantener las condiciones de libertad condicional.

“Realmente es relevante para la policía que se sepa qué delincuentes están siendo liberados”, dijo.

Peter Rolfe, presidente del grupo de soporte a víctimas de asesinato, dijo que “las víctimas no tienen ningún derecho bajo el sistema legal”, y acusó al Tribunal de Revisión de Salud Mental de ser ellos la ley en sí misma.

Investigadores policiales y oficiales forenses en la escena donde se encontró el cuerpo de la pequeña Chloe Louise Hoson en 2003 en Lansvale, en el suroeste de Sydney.

7 News / Daily Mail

Realmente es inaudito que un criminal que haya cometido semejante atrocidad como es el asesinato de una pequeña indefensa no haya estado tras las rejas ni un solo día, bajo la excusa de una enfermedad mental. Y que cada vez la ley sea más permisiva en ese sentido. Pareciera que los criminales tienen cada vez más ventajas y excepciones; y las víctimas, menos apoyo.

Esperamos que llegue el día en que prevalezcan sistemas judiciales más intransigentes y leyes más severas para que se haga justicia con todas las víctimas y sus familiares. Comparte esta noticia con tus amigos.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!