Arrestan a un niño de 13 años por robar útiles escolares en una tienda para hacer sus deberes

Recientemente se reportó el caso de un niño de 13 años que trató de robar algunos materiales escolares en una tienda de autoservicio, para su buena suerte los policías que acudieron al llamado se sensibilizaron ante su situación, la cual aún está por definirse.

Bodega Aurrera es una tienda de autoservicios de baja gama en México

En Aguascalientes, México, unos policías recibieron un llamado por un intento de robo que quedó frustrado por un elemento de seguridad de la tienda en cuestión, cuando el oficial correspondiente llegó a la escena se encontró con que se trababa de un menor de edad quien estaba detenido.

Bryan, el niño detenido, fue sorprendido cuando trataba de llevarse algunos plumones, pinturas y cuadernos de la tienda sin pasar a pagarlos.

El policía que habló con Bryan le pidió que explicara su comportamiento, debido a que el niño se encontraba realmente asustado y aun vestía el uniforme de su escuela.

“Bryan declaró que necesitaba el material para hacer sus deberes escolares, que no contaba con los recursos necesarios para pagarlo y que pensó que su única opción era robarlo”, declaró Sergio Olvera, director de Seguridad Pública.

El costo del material no era demasiado, así que el oficial buscó llegar a un acuerdo con los directores de la tienda, quienes aceptaron no levantar una demanda sólo si se liquidaba en ese momento el precio del material que Bryan quería llevarse.

Bryan le comentó a las autoridades que sus padres lo habían abandonado y que vivía con una tía que no tenía los recursos suficientes para mantener sus gastos escolares.

Pero después salió que la verdad era que el niño vive con su papá, quien recientemente se separó de su mamá, y no quería avergonzarlo al declarar esto.

Padre de Bryan

“El niño hizo mal, pero ahora la que las autoridades ya conocen su caso deberían apoyarlo con alguna beca o con útiles escolares, porque él sólo quiere estudiar”, comentó un internauta.

El papá de Bryan declaró que se esfuerza demasiado por darle una buena vida a su hijo, y que siempre busca ser mejor; que al niño le gusta estudiar y que por eso se desesperó al ver que él no podía comprarle el material que necesitaba.

Brian pidió una disculpa a la tienda y posteriormente fue canalizado a la Procuraduría de la Defensa del Menor, donde analizarán su caso.

La historia de Brian es una de las muchas de familias con bajos recursos que no pueden costear algunos gastos, por ahora su destino no está definido, pero ojalá que las autoridades decidan ayudarlo.

Comparte esta nota y tu opinión respecto al caso de Bryan. Ningún niño debería tener que robar unos insignificantes plumones para poder estudiar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!