Arrestan a un médico que estaba en la calle haciendo pruebas de COVID-19 a personas sin hogar

Las personas de la tercera edad han sido señaladas como las más vulnerables ante el COVID-19. Sin embargo, es necesario recordar que hay miles de ciudadanos que viven en las calles y no cuentan con un hogar para cumplir con las medidas de aislamiento social.

Esto los deja bajo un enorme riesgo de contagio de coronavirus, especialmente porque tampoco cuentan con implementos de protección como las mascarillas o gel antibacterial.

“Para aquellos que no tienen casa es imposible cumplir con la cuarentena. Ellos son los más vulnerables. Deberíamos ayudarlos mucho más”.

Por suerte, todavía hay muchos dispuestos a ayudarlos. El Dr. Armen Henderson es un médico de origen afroamericano que como muchos se encuentra luchando contra la pandemia. En sus días libres, Dr. Henderson acude a las calles y reparte kits de pruebas y suplementos de protección para las personas sin hogar.

El Dr. Amen vive en la ciudad de Miami en Florida, Estados Unidos.

Jamás imaginó que algo tan inofensivo como esto podría causar problemas y que incluso terminara siendo arrestado. El Departamento Policial negó lo sucedido pero hay un video que muestra claramente lo que sucedió.

En las imágenes se puede ver al Dr. Henderson en la parte de atrás de su camioneta organizando los kits de donaciones que estaba repartiendo.

“Rompió demasiados protocolos y no respetó mis derechos”, recuerda Armen.

Él vive en la zona así que sabe muy bien dónde debía dejar la basura y continuar con su trabajo. Sin embargo, un policía se detuvo, lo acusó de lanzar desechos de manera ilegal y le exigió un documento de identidad.

Dr. Henderson había estado trabajando durante tantas horas que lo último que pensó fue en llevar consigo algún documento. Le explicó lo que estaba haciendo y pensó que todo esto sería suficiente.

“Parece que si no eres millonario ni eres famoso no puedes recibir una prueba”, denunció Dr. Armen.

Por desgracia, el policía no lo dudó y se bajó del auto para ponerle las esposas. Fue entonces cuando comenzó una confrontación que incomodó demasiado al dedicado médico.

El policía no contaba con tapabocas ni ningún tipo de protección de manera que no sólo lo arrestó sin ningún motivo; también lo estaba exponiendo al contagio del coronavirus.

“Me comenzó a gritar y sentí su saliva en mis labios. No tenía protección y sabemos que hay cientos de policías que han dado positivo para el virus”, denunció Armen.

Afortunadamente, la esposa de Dr. Henderson llegó y habló con el policía para tratar de arreglar lo sucedido. Acudió a su casa y volvió con los documentos de identidad para que dejaran ir a su esposo.

Todo pareció arreglarse, pero el momento tan desagradable que tuvo que pagar este honrado médico por tratar de ayudar a los demás es algo que no se borrará de su memoria.

«Quiero una disculpa», exige Armen.

Es una pena saber que este arresto fue hecho sin ningún motivo aparente más que por discriminación racial. Estamos viviendo épocas muy difíciles y lo último que necesitan los héroes del área de salud es tener que pasar por cualquier tipo de tratos injustos durante sus jornadas.

El Dr. Henderson sólo quería ayudar a los demás pero lo juzgaron por su color. Tenemos que alzar la voz y exigir que se llegue al fondo del asunto. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!