Aprueban una ley para convertir en abono a los fallecidos–»Polvo eres y en polvo te convertirás»

En Washington, el Senado local aprobó una ley que permite los funerales ecológicos para convertir los cadáveres en abono para jardines.

Los funerales ecológicos son una tendencia que adquiere cada vez más auge, aunque algunas empresas ofrecen el servicio de cremación de mascotas permitiendo que las cenizas se conviertan en abono de jardines.

De esta forma, las familias tenían la oportunidad de sembrar un árbol con los restos de su mascota.

Pero recientemente, en Washington, el Senado local aprobó una legislación que permite los funerales ecológicos para convertir los cuerpos en abono para jardines.

“Polvo eres y en polvo te convertirás”, esa frase representa la opción que tienen los ciudadanos de este lugar para transformar los restos de su ser querido en composta natural.

La semana pasada el Senado aprobó el proyecto de ley y solamente faltaría la autorización del gobernador Jay Inslee para que sea publicado en la constitución local.


A pesar de que en muchos países la ley no permite disponer de los restos humanos fuera de las instalaciones de lugares autorizados como cementerios, los funerales ecológicos quieren ofrecer la posibilidad de que los cuerpos sean abono.

De acuerdo con los expertos, el cuerpo humano puede demorar meses en degradarse, en un ambiente seco se produce la momificación, mientras que, en un ambiente húmedo, un rostro puede degradarse hasta quedar los restos óseos en pocas semanas.

Katrina Spade, es la promotora principal de esta ley, fundó la compañía Recompose, que acelera el proceso natural de descomposición para que el cuerpo se convierta en abono fértil en cuatro semanas.

Según los investigadores, para poder optimizar este procedimiento, es necesario seguir los mismos pasos que se ejecutan en la fabricación del compostaje. Por ejemplo, agregan una mezcla de astillas de madera y otros componentes biodegradables.

De esta manera se producen microbios y bacterias termofílicas que aceleran la descomposición a una temperatura de 55 grados Celsius para poder eliminar aquellas bacterias responsables del contagio de determinadas enfermedades.

La empresa funeraria Gayosso ofrece estos servicios, incluso ofrece la opción de urnas de composta, de las cuales brotan árboles con el tiempo.

Hasta el momento, solo el 2% de los clientes de esta compañía que ofrece cada año 18.500 servicios funerarios, ha elegido la alternativa ecológica.

Oscar Chávez, director de la empresa, espera que en los próximos años suba el porcentaje de personas que prefieren esta alternativa para despedirse de sus seres queridos.

El procedimiento, que apuesta por generar vida y cuidar el medio ambiente, cuesta 5.500 dólares, un funeral normal puede costar el promedio 2 mil dólares más.

La nueva ley ha dado mucho de qué hablar, algunos esperan que pueda establecerse en otros países mientras que otros alegan que optarían por los ritos de despedida tradicionales. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!