Tras su petición le da el último adiós a su esposa fallecida en El Paso entre miles de personas

La historia de Antonio Basco ha conmovido a todos, después de que el humilde residente de El Paso perdiera a su esposa por 22 años y único familiar: Margie Kay Reckard, de 63 años. Esta mujer fue una de las 22 personas que fallecieron a principios de agosto en El Paso.

Entre su dolor y profunda soledad, Antonio decidió hacer una petición pública para que los ciudadanos lo acompañar al funeral de su esposa, la cual fue compartida por el tanatorio.

Este viernes ciento de personas salieron a las calurosas calles de Texas para rendir homenaje a la mujer fallecida y acompañar en su dolor a su afligido esposo.

Hombres, mujeres y niños se acercaron al lugar para brindar un poco de consuelo a ese extraño con el cual no comparten nada más que el profundo dolor de esta tragedia colectiva.

Desde horas muy tempranas, los solidarios desconocidos comenzaron a llegar. Personas de diferentes partes del país se fueron organizando para entrar al tanatorio y acompañar a Antonio Basco.

Incluso, asistieron ciudadanos de Dayton, Ohio, donde se produjo otro hecho lamentable menos de un día después del ataque en El Paso.

“Llegué aquí esta mañana. Su historia me conmovió”, dijo Jordan Ballard, un residente de Los Ángeles de 38 años que compró un boleto de avión después de enterarse de la invitación del hombre de Texas.

Alrededor de 700 personas asistieron al Centro espiritual para despedir a Margie y acompañar a su afligido esposo.

Entre los asistentes estuvo Alicia Solomon Clark, una cantante de Santa Fe, Nuevo México, que condujo por 6 horas para llegar a la ceremonia y ofrecer sus melodías a la memoria de esta mujer.

 “Estoy aquí para decirle al Sr. Basco que por cada loco, hay miles de nosotros que lo amamos”, dijo Solomon.

La ceremonia estuvo llena de momentos muy emotivos. Las largas filas que se empezaron a organizar desde la mañana protagonizaron una escena desgarradora, cuando el viudo Antonio Basco llegó al lugar.

Justo antes de entrar a la funeraria, las personas comenzaron a orar por él y a gritarle sus bendiciones tanto en inglés como en español.

En el lugar también hizo acto de presencia el  hijo mayor de Margie, Dean, que junto a su esposa y demás hermanos no dejaban de llorar de dolor por la pérdida de su madre.

Margie Kay Reckard tuvo hijos de una relación anterior pero no con Antonio, quien ha quedado solo en este mundo.

“Se habría sentido abrumada al ver todo el amor que El Paso le mostró”, dijo Dean.

Durante el funeral, un grupo de mariachis interpretaron la famosa canción “Amor eterno”, del cantautor mexicano Juan Gabriel. Esta se ha convertido en una especie de himno para las familias de las víctimas de la terrible tragedia ocurrida en El Paso.


La solidaridad del país se ha desbordado durante el funeral y Antonio, quien pensó que estaría solo en el momento más difícil de su vida, se ha visto abrumado por tantas condolencias y demostraciones de afecto.

Antes de irte comparte esta nota y eleva una oración por las víctimas y sus familiares. Esperamos que en algún momento su dolor pueda mitigarse.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!