Alimentan a su bebé de 14 meses solamente con 5 tazas de café al día

Anita, una madre de Indonesia, habló ante los medios de comunicación sobre la dieta de, Hadijah Haura, su bebé de catorce meses. Aseguró que, ante la precariedad de su situación económica, no tienen dinero suficiente para ofrecerle leche a su bebé.

Así que ha optado por alimentarlo solamente con cinco tazas de café al día desde que cumplió seis meses, resaltó que a pesar de las hipótesis de muchos sobre cómo podría afectar esta dieta el organismo de su hijo, este se encuentra en perfecto estado de salud.

La madre y su esposo aseguraron que su hija es muy activa y no muestra ningún síntoma de malestar al ser alimentada con el café. “De hecho ella no puede dormir si no se toma el café”, comentó Anita.

Sarifuddin, esposo de Anita, trabaja igual que ella como peladores de copra, la pulpa seca del coco. Mantienen a su familia con un saldo diario de apenas dos dólares, por eso no pueden satisfacer todas sus necesidades, entre esas, adquirir leche para su hija.

Aunque Anita comenta que está preocupada por el desarrollo de la bebé, dice que no tiene otra opción porque nunca ha podido adquirir leche ni complementos alimenticios por sus propios medios. Comentó que tampoco han contado con ayuda de parte del departamento de salud del estado.

Las autoridades visitaron la casa de la familia después de que su caso se hiciera viral, le ofrecieron ayuda con insumos alimenticios como galletas y leche, les pidieron a los padres que dejaran de darle café para prevenir que desarrollara en el futuro efectos secundarios por en consumo excesivo de cafeína y azúcar.

Según la información suministrada por Kids Health, el consumo de bebidas con cafeína en la población infantil no se recomienda, los niños no deben ingerir más de 45 miligramos de cafeína al día.

El consumo de esta sustancia puede causar inquietud, ansiedad, malestar estomacal, nerviosismo, dolor de cabeza, dificultades para conciliar el sueño, aceleración del ritmo cardíaco e incremento de la presión arterial.

Asimismo, el consumo de cafeína a través de refrescos de cola puede causar diabetes y propensión a la obesidad por el elevado nivel de azúcar que contiene. En algunos casos el alto consumo de cafeína puede provocar deshidratación.

La desnutrición infantil causa deficiencias en el desarrollo físico y cognitivo, puede causar problemas dentales, óseos, entre otros.

Aunque un grupo de expertos que se pronunció respecto a este caso aclaró que la cafeína no detiene el crecimiento de los niños y por eso la bebé se ha desarrollado de una forma aparentemente normal. 

Comparte este caso y comenta tu opinión respecto a la medida adoptada por los padres.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!