Le diagnostican cáncer a una presentadora mientras se hacía una mamografía en vivo

Hay situaciones que se nos presentan en la vida de manera inesperada, realmente son experiencias que nadie imagina que le puede tocar vivir.

Ali Meyer es una periodista de 41 años que aceptó transmitir en vivo su primera mamografía como parte de su trabajo en la campaña en el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Mama, pero nunca imaginó que sería diagnosticada con esa enfermedad durante la transmisión en vivo.

Ali compartió muy relajada y feliz los preparativos de lo que ella creía sería un examen de rutina en el Centro de Cáncer Stephenson en Oklahoma City. Pero terminó sollozando y sorprendida con el inesperado diagnóstico frente a los espectadores.

Claire Turmelle, la jefa de marketing del Centro Stephenson de lucha contra el Cáncer ​en Oklahoma, en Estados Unidos, fue quien convenció a la conductora del noticiero para hacerse la mamografía, para aprovechar su popularidad, realmente ella creyó que iba hacer sencillo que llevaría cuando mucho media hora.

“Pensaba que iba a entrar y salir, esperaba una pequeña mamografía de rutina, y no fue así. Estaba segura de que hoy no tendríamos nada, pero aquí estamos. Tengo cáncer de mama y todavía un montón de preguntas sin respuestas”, dijo Ali.

Ali también explicó a los espectadores que debía someterse a una resonancia magnética para confirmar exactamente a qué se estaba enfrentado y establecer un plan de acción.

“Ha sido duro e impactante. Te hace temblar hasta la médula. Esta no es la noticia que esperaba contarles para aumentar la conciencia sobre el cáncer de mama, pero es lo que hay”.

Después de superar el impacto la periodista accedió a que las cámaras filmaran su mastectomía y la cirugía de reconstrucción mamaria para ayudar a crear conciencia sobre la enfermedad.

Las imágenes mostraban una clara anomalía en uno de sus pechos, que resultó cáncer de mama dúctil no invasivo en su seno derecho, una de las formas menos agresiva de la enfermedad. Sin embargo, ella estaba inicialmente angustiada después de saber que tendría que extirparse todo el seno derecho.

“Sentí como una mutilación forzada, como si el cáncer me estuviera robando parte de mi cuerpo”.

Ali nunca podrá olvidar ese día del mes de octubre del 2018, la transmisión se interrumpió después que el doctor Richard Falk confirmó la dramática noticia: calcificaciones cancerígenas en su pecho derecho.

La periodista que se encontraba en la cima de su carrera, con una vida perfecta comenzaba su camino para la recuperación del cáncer.

Ali inmediatamente pidió hablar con los cirujanos e incluso dejó que las cámaras filmaran al cirujano plástico doctor Oscar Masters para realizar una cirugía de reconstrucción.

Afortunadamente, la cirugía de Ali salió según lo planeado, y en su última mamografía no encontraron nada anormal. Esta periodista se convirtió en una gran defensora de las mamografías que incansablemente insta a las mujeres a asistir a chequeos médicos periódicos.

Hoy, un año más tarde, puede contar todo como un amargo recuerdo, pero un dulce presente.

Gracias a un diagnóstico a tiempo, los médicos indicaron que Ali está libre de esa terrible enfermedad.

Desde que Ali descubrió y supero el cáncer se convirtió en una activista en el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Seno.

“Mi recuperación ha sido exitosa porque mi mamografía detectó el cáncer antes de que supiera que estaba existía”.

Ali decidió contar su historia para ayudar a otras mujeres a que sean diagnosticadas a tiempo y puedan vencer esta silenciosa y terrible enfermedad.

Ayudemos a difundir el mensaje de esta presentadora compartiendo su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!