Muere la mujer más longeva del mundo a sus 123 años rodeada del amor de su comunidad

Es muy cierto que nadie sabe hasta qué edad va a vivir, y la mayoría de nosotros vivimos un día a día como atropellado, de mal humor, con un alto nivel de estrés, se nos olvida que lo que estamos haciendo con nuestra vida se verá reflejado en el mañana.

Lo ideal sería siempre recordar vivir el aquí y el ahora con la mejor actitud, esto nos abre el camino a una vida plena que se va construyendo con las experiencias de cada día. No hay nada mejor que vivir nuestro presente con maravillosos recuerdos y un mañana que se revela con la mayor gratitud de un nuevo despertar.

Quizás así logremos vivir por muchos más años de los que llegamos a pensar que viviríamos, tal como lo hizo Tanzilia Bisembéyeva, una encantadora abuelita que falleció a la edad de 123 años, siendo la persona más longeva del mundo.

Tanzilia supo ganarse en vida el amor de quienes tuvieron el privilegio de conocerla.

“Todo el pueblo vino al funeral para presentarle sus respetos”, dijo Nurgali Baitemirov, el jefe del distrito de Krasnoyarsk de la región de Ástrajan.

Tanzilia era residente de la aldea de Islamgazi, en la región de Ástrajan, al sur de Rusia, nació el 14 de marzo de 1896, y se había adjudicado el título de récord mundial como la persona más longeva del mundo en el 2016.

Su hijo, Shintas Bisembeyev reveló que el secreto de la longevidad de su madre era su actitud ante la vida y su amabilidad con la gente.

Todos los lugareños que conocían a esta abuelita rindieron homenaje a su bondad, carisma y a la gran dulce personalidad que la caracterizaba.

Shintas expresó que estaba muy orgulloso de ser su hijo. Reveló que, a pesar de que su madre vivió en tres siglos y vio muchas cosas siempre fue una persona muy amable.

“Todos la respetaban. Era una persona muy hospitalaria y abierta”, dijo Shintas.

Tanzilia crió a cuatro hijos, y en sus últimos años vivió con su hijo menor y su esposa. Tenía diez nietos, trece bisnietos y dos tataranietos.

Esta adorable abuela no solo fue incluida en el libro ruso de los récords como la persona viva con más años, sino que fue la segunda persona en la historia en alcanzar la edad de 120 años. La primera fue la francesa Jeanne Louise Calment llegó a vivir 122 años y 164 días.

Nanu Shaova de Kabardino-Balkaria con 127 años en 2017, en el Cáucaso norte, superó el récord de Tanzilla convirtiéndose en la persona más longeva, quien lamentablemente falleció en el mes de enero de este año.

Comparte esta historia para hacerle llegar nuestra solidaridad a sus familiares y seres queridos. Nuestras más sinceras condolencias y paz a los restos de la amable generosa Tanzilla.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!