El impresionante momento en el que un hombre salta a la piscina para salvar a su hijo de 1 año

El amor que despierta un hijo en el corazón de los padres va más allá de lo imaginable y más cuando se trata de cuidar y proteger la integridad de ese pequeño ser, quien depende de ellos.

Albert Passavanti, de Florida y padre de Rocco, un pequeño de un año, quien se convirtió en el superhéroe de su hijo tras salvar su vida gracias al instinto paterno.

Todo sucedió cuando Albert y su familia disfrutaban de un grandioso domingo de sol que en su casa de “West Balm Beach” y por poco ese día terminaría convertido en el peor de sus vidas por el inminente peligro que corrió su hijo tras caer en la piscina.

Rocco, inocente del riesgo, pasó caminando por la puerta de la piscina medio abierta para ir tras una de sus bolas inflables. Desafortunadamente, el pequeño perdió el equilibro y cayó en la piscina.

Albert, tras ver a su hijo en el agua saltó la cerca de un metro y medio al estilo de Superman para zambullirse en la piscina y rescatar a su hijo.

La hazaña de este padre fue captada en un vídeo que publicó en su cuenta de Facebook. En las imágenes se puede ver a Rocco caminando por la piscina y en un intento de agarrar un juguete cae en el agua y comienza a luchar. Sin pensarlo su padre saltó detrás de él.

Baby gates only work when you close them.

Publiée par Albert Passavanti sur Dimanche 23 juin 2019

“En el momento en que lo vi, una fuerza como la de Superman se apoderó de mí y solo tenía que ir por él”.

Sin lugar a duda, el instinto paterno Albert evitó que su pequeño hijo se ahogara.

Después de esta experiencia Albert bromeó en su cuenta de Facebook sobre las puertas de seguridad para los bebés.

“Las puertas para bebés solo funcionan cuando están cerradas”.

Albert decidió publicar su historia porque sintió la necesidad de aconsejar a otros padres para que estén pendientes y vigilen activamente a sus hijos.

“Mantén los ojos en tus hijos”.

Anna Stewart de la Asociación de Prevención de Ahogamientos de la Coalición del Condado de Palm Beach felicitó las acciones de Albert, también resaltó que la mejor manera de mantener a los niños seguros es enseñarlos a nadar lo antes posible.

Afortunadamente esta historia tuvo un final feliz, no dejes de compartirla y apoyemos a Albert instando a otros padres a vigilar permanentemente a sus hijos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!