Advierten que los ancianos son visitados por presuntos sanitarios para robarlos

Los malhechores no tienen escrúpulos para cometer sus fechorías, y en tiempos de la pandemia utilizan su maquiavélica creatividad para engañar a los más vulnerables.

Esto ha quedado evidenciado en denuncias recibidas en México, de abuelitos que son víctimas de robos a manos de ladrones que se hacen pasar por personal de la salud.

Los ancianitos son vulnerables al COVID-19 y se recomienda que cumplan las medidas de confinamiento social. Sin embargo, dentro de sus propias residencias también corren peligro, de acuerdo a informaciones emitidas por el Fiscal General de Justicia del estado de Sonora.

El día 15 de mayo dos adultas mayores presentaron denuncias. Una, ante la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito de Hermosillo, relató que estaba en su domicilio en la colonia Fuentes del Mezquital, y dos mujeres y un hombre identificados como funcionarios del IMSS le ofrecían realizarle terapias en la comodidad de su hogar.

A cambio le exigieron dinero, la anciana le entregó lo poco que con tanto esfuerzo había logrado guardar, los inescrupulosos desaparecieron rápidamente del lugar en un automóvil tipo sedán marca Nissan color blanco en el cual habían llegado.

La otra denuncia fue interpuesta ante la Agencia Ministerial de Investigación Criminal por Doña María, de 85 años de edad que vive en la colonia Luis Encinas. El mismo día se presentó a su casa una mujer que se bajó de un vehículo, igual se identificó como personal del IMSS.

Doña María estaba con su esposo en el porche de su residencia protegida por rejas, pero ni así se salvó de la agresión. La mujer le colocó un supuesto gel antibacterial para darle masajes en los brazos con la intención de despojarla de las joyas que tenía puestas.

La víctima se dio cuenta de que el líquido era aceitoso, y fue cuando la mujer le haló el brazo y le sacó con fuerza las pulseras que la ancianita ha llevado durante muchos años. Intentó quitarle el anillo, pero no pudo y huyó en un sedán gris plata de cuatro puertas que la esperaba.

El IMSS en vista de lo sucedido, se dirigió a la población para que tengan en cuenta que ellos acuden a las residencias de las personas debidamente identificados, y solo cuando sus servicios son expresamente solicitados por los derechohabientes.

“El personal que asiste a las visitas domiciliarias siempre lo hace a bordo de ambulancia o vehículos oficiales del Instituto, siempre plenamente identificadas y no realiza ningún tipo de cobro a los pacientes que sean atendidos dentro de hospitales o domicilios particulares”, expresó un vocero del IMSS.

La Fiscalía de Justicia del Estado de Sonora ha iniciado las investigaciones para dar con el paradero de los responsables de los delitos denunciados.

“El Instituto Mexicano del Seguro Social de Sonora, esclarece que tales individuos no pertenecen al Instituto, el personal del IMSS siempre viste uniforme y porta identificación oficial al presentarse a atender alguna solicitud médica”, añadió la dependencia IMSS.

Es importante que los familiares y amigos de los adultos mayores estén prestándole apoyo y orientación para evitar que sigan siendo objeto de injusticias de este tipo.

Comparte esta valiosa información entre tus amistades y seamos solidarios con los ancianitos en tiempos tan duros como los que se están viviendo actualmente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!