Advierte sobre la infección que contrajo en uno de sus pies tras hacerse una pedicura

Chelsea Lloyd, es una mujer de Tennessee, Estados Unidos, que decidió difundir la dramática experiencia que vivió después de contraer una infección por hacerse una pedicura en un centro de estética.

Ella fue diagnosticada con una infección bacteriana en el pie izquierdo por estafilococos, sufrió ampollas como consecuencia de la enfermedad que afortunadamente fue tratada a tiempo.

Este tipo de infección es causada por la bacteria estafilococo, que se encuentra generalmente en la piel y en la nariz de las personas sanas, en la mayoría de los casos solo genera síntomas menores en la piel.

Pero si la bacteria penetra en el cuerpo, y entra el torrente sanguíneo, las articulaciones o huesos, puede tener consecuencias fatales.

Después de cuatro horas de haberse hecho la pedicura en el salón de belleza Vogue Nail Bar el pasado 16 de septiembre, comenzó a notar los síntomas.

Solo habían transcurrido horas desde que le habían prestado el servicio en el establecimiento cuando comenzó a aparecer una erupción en su pie izquierdo. Dos días después le salieron grandes y dolorosas ampollas.

La joven fue al hospital para recibir atención médica de urgencias y recibió el diagnóstico de la infección bacteriana. Le recetaron un tratamiento de antibióticos, una crema y una inyección con esteroides.

Tras confirmar que había contraído la infección en el salón de belleza, se dirigió al establecimiento para reclamar. Exigió que al menos le pagaran los gastos médicos que tuvo que asumir por un monto de 500 dólares, pero solamente se mostraron receptivos a pagar la mitad.

Chelsea relató que le entregaron un cheque por 307 dólares para reembolsarle el costo de la pedicura que le hicieron y parte de los gastos médicos.

Los antibióticos que le recetaron a la joven para tratar la infección le produjeron una reacción alérgica, lo que incrementó los gastos que tuvo que asumir, así que regresó al salón de belleza para reclamar que le pagaran el excedente, pero el propietario se negó.

Le dijo, “Ya te pagamos”, y ella se marchó indignada, alega que nada podrá compensar el dolor que padeció y los riesgos de haber contraído la infección por la negligencia del establecimiento que no cumple con las medidas de higiene necesarias para garantizar la salud de los clientes.

Ante la polémica del caso, después de que Chelsea lo difundiera en las redes, un representante del salón de belleza, Susan Nguyen, quien se desempeña como gerente, se pronunció al respecto.

Argumentó que no se negaron a pagar la totalidad de los gastos médicos asumidos por la joven afectada pero solo si accedía a firmar un acuerdo en el que se comprometía a no volver a presentar ninguna otra factura por estos conceptos.

Relató que Chelsea se negó a aceptar el acuerdo y por eso no le pagaron la última factura que entregó.

La gerente del salón insiste en que la infección no la contrajo en el salón de belleza.

Mientras que Chelsea dice que, aunque eran sus intenciones, no podrá llevar el caso a la corte de reclamos menores porque no tiene dinero para pagar el costo de los honorarios de un abogado.

Pero sí está dispuesta a seguir difundiendo su experiencia para advertir a otros.

“Quiero dar a conocer que en este salón necesitan implementar estrictas medidas de higiene. Creo que es importante que sepan si un cliente tiene una infección para prevenir el contagio”, dijo la joven.

Se pudo conocer que el salón Vogue Nail Bar fue inspeccionado por el Departamento de Comercio y Seguros de Tennessee el pasado 19 de junio obteniendo un puntaje de 95 sobre 100 puntos.

Sin embargo, esperan los resultados de una nueva inspección después de la denuncia de Chelsea y de otro cliente que presuntamente contrajo una infección por estafilococos.

No te vayas sin compartir esta noticia, es importante mantenerse alerta ante los riesgos de asistir a salones de belleza a hacerse la manicura y pedicura.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!